Gracias por renovar la esperanza y por creer en Tucumán, dijo Manzur

22 May 2018
1

foto de gerardo iratchet / prensa turismo

Bajó del helicóptero y luego de realizar dos actos en Amaicha del Valle (ver página 8) salió “volando” a ver a Giacomo Spaini. “Este hombre vino a cumplir un sueño y gente como él necesitamos para que haya más trabajo, para que haya inversiones y para Tucumán siga teniendo la posibilidad de crecer”. Esa fue la sentencia del gobernador Juan Manzur al llegar ayer al mediodía a la estancia “Albarossa”. “Te felicito”, le dijo el mandatario y luego le agradeció por la decisión de haberse instalado en la provincia. “Gracias por renovar la esperanza. El amor que pusieron en este emprendimiento, permitió que el sueño se haga realidad”, manifestó.

Luego recorrieron las instalaciones y finalmente compartieron una larga mesa en la que se sirvieron locro, empanadas y asado. Al despedirse Manzur, quien estuvo acompañado por el vicegobernador Osvaldo Jaldo, advirtió: “el turismo da trabajo; espero que le vaya muy bien”.

Giobellina destacó la apertura del primer enohotel de la provincia

El presidente del Ente de Turismo, Sebastián Giobellina, sonreía. Transmitía su entusiasmo por este emprendimiento y porque se sumaba a la ruta del vino que ya tiene 18 bodegas tucumanas. Utilizando una mirada propia de la actividad que le toca administrar en la provincia advirtió: “esta es la primer enohotel que tiene Tucumán, que además está a tan sólo 20 minutos del Centro de Interpretación de la Ciudad Sagrada de los Quilmes”. Hasta esas alturas colaleñas llegaron los ministros Juan Luis Fernández (Desarrollo Productivo), Miguel Acevedo (Interior), Rosanna Chahla (Salud) y Juan Pablo Lichmajer (Educación).

El hotal tiene nueve habitaciones que se pueden conocer en el sitio www.albarossa.com. Allí también están los detalles de los viñedos de este torrentés que se cultivo en suelo seco a los 1.830 metros y que madura en seis meses. O también del malbec que se embotella seis meses después.

Comentarios