Electrificación en el deporte motor: velocidad máxima y saludable

1

TERCERA VERSIÓN. La mejor versión del auto eléctrico, la de 2017, estuvo impulsada por energía solar y baterías recargables. “La carga es comparable a 33.000 baterías de las doble A”, contó el copiloto Rolón.

El medio ambiente exige cambios y los especialistas adaptan las máquinas para los nuevos desafíos

22 May 2018

“La Fórmula E nunca podrá reemplazar a la Fórmula 1”, sentenció Sebastian Vettel con respecto a la versión eléctrica de la máxima categoría de autos de carrera. ¿El alemán resistirá al archivo dentro de unos años? Si se tiene en cuenta el vaticinio de Ariel Jaton, no. “En un futuro no muy lejano, en 15 o 20 años, habrá muchísimos coches eléctricos participando”, estimó el bonaerense. Y es palabra autorizada para pronosticar: Jaton junto a Germán Rolón hicieron historia en el Dakar 2017 al completarlo con un auto eléctrico.

Vettel se explayó en su opinión al punto de humillar a la novel modalidad de monopostos. “No es el futuro. La movilidad eléctrica es actualmente muy popular en el mundo, pero cualquiera que sea honesto y se identifique con las carreras de automóviles no piensa mucho en la Fórmula E”, criticó el cuádruple campeón del mundo de Fórmula 1. Pero hay que tener en cuenta un dato que el mismo piloto reveló. “Nunca manejé un auto eléctrico. Tal vez debería hacerlo”, pensó durante una entrevista. Y sí Sebastian podrías hacerlo porque la tendencia indica que el automovilismo, no sólo deportivo sino también social, va hacia eliminar los motores a combustión.

El desarrollo de la tecnología eléctrica en los deportes de motor mostró, con el arribo de Jaton y Rolón a la meta de la edición 39 del Dakar, que si se puede terminar el rally más exigente del mundo, en las calles de cualquier ciudad del mundo un auto eléctrico puede tener prestaciones ideales para el uso cotidiano. “En algunos años se empezarán a ver más coches por las calles y cada vez se consumirá menos petróleo que es el problema real que hay en el mundo: la contaminación y el calentamiento global”, contó Jaton. Él mismo fue el que le propuso al director de Acciona fabricar un auto eléctrico que podía terminar el Dakar.

Lo empresa española tiene varias líneas de negocio (construcción, industrial, agua y servicios) en diferentes partes del mundo, todas orientadas al uso de las energías renovables. Así que patrocinar y, sobre todo soñar y concretar, una idea como la del argentino era ideal. En conjunto crearon el “Acciona 100%EcoPowered” impulsado, como se cita en su página web, por “energías limpias”.

“Supongo que si en algún momento maneja un buen coche eléctrico empezará a pensar distinto”, contó Jaton sobre la opinión de Vettel. “Pero me parece que emitir una opinión sin ningún conocimiento no es muy serio de su parte”, remarcó. Quizás la llegada de las energías renovables no viene con la intención de hacer desaparecer un escenario que lleva décadas de vigencia, aunque hay una razón natural como el cambio climático que podría obligar a redefinir muchos aspectos de la vida humana, el deporte motor no estará ajeno a ello. Lo que sí es seguro: nunca se dejará de acelerar, pero el desafío es hacerlo de la manera más saludable posible.

En Esta Nota

Sebastian Vettel
Comentarios