Los primeros auxilios permiten salvar vidas

18 Abr 2018

La calle suele ser escenario de sucesos inesperados que pueden desembocar en la muerte si no se actúa con rapidez. Los primeros auxilios ayudan a sacar adelante a quienes sufren un episodio cardíaco, epiléptico o cerebrovascular hasta que llegue una ambulancia. También pueden ocurrir en el hogar. Aquellos que presencian el hecho suelen experimentar a menudo impotencia, pero si estuvieran adiestrados en las emergencias, podrían socorrer rápidamente a una persona.

La estadística señala que en el país, cada 15 minutos una persona fallece por muerte súbita; cada año se producen 50.000 infartos: siete de cada 10 casos ocurren fuera del hospital. Casi la mitad de los que sufren un infarto callejero no llegan con vida al hospital. La tasa anual de mortalidad por infartos de miocardio en Tucumán es de 37 por 100.000 habitantes, es decir que cada año fallecen alrededor de 555 tucumanos por esta causa. En la mayoría de los casos hay cerca un amigo, un familiar o compañero de trabajo. El 30% son desconocidos.

“Los accidentes domésticos son una de las principales causas de fallecimiento de los chicos. Son razones más que suficientes para entender por qué las maniobras de Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) marcan la diferencia. Cualquiera puede hacerlas invirtiendo solo un par de horas de su vida”, sostiene el subdirector provincial de Emergencias.

Desde 2015 se instruye por año un promedio de 4.000 a 5.000 personas en el Centro de Capacitación y Formación de Emergencias, que funciona al lado de la Terminal de Ómnibus; hay actualmente más de 15.000 tucumanos preparados para hacer RCP, pero se necesitan unos 150.000. El director del Centro de Capacitación afirma que cuantas más personas haya en la calle con conocimiento de reanimación, aumenta la chance de supervivencia de quienes sufren un infarto, hasta en un 40%. Se han instalado ya en reparticiones alrededor de 80 desfibriladores externos automáticos.

En enero de 2013, se promulgó la ley nacional N° 26.835 de promoción y capacitación en las técnicas de reanimación cardiopulmonar básicas. En su artículo 2°, señala que la finalidad es capacitar en la atención primaria básica del paro cardiorrespiratorio para prevenir el acontecimiento de muertes evitables en el ámbito extrahospitalario a los estudiantes del nivel medio y del nivel superior. El artículo 3° indica que la autoridad de aplicación será el Ministerio de Educación en acuerdo con el Consejo Federal de Educación y en coordinación con el Ministerio de Salud y el Consejo Federal de Salud.

Justamente si esta norma se aplicara en Tucumán, se lograría, en forma progresiva, el entrenamiento masivo de la población para la atención primaria del paro cardiorrespiratorio y la muerte súbita en el ámbito extra hospitalario. El entrenamiento en el ámbito educativo es muy importante porque los conocimientos adquiridos en etapas tempranas de la vida son más fáciles de aprender y acompañan a lo largo de la vida a una persona. Las técnicas actuales de RCP básica se han simplificado y pueden ser aplicadas por cualquier persona luego de recibir una capacitación sencilla, que no requiere poseer habilidades especiales.

Los primeros auxilios no son solamente acciones inmediatas para salvar vidas, sino también actos de humanidad motivados por el deseo de ayudar al prójimo.

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios