Bailar folclore o tango va mucho más allá de aprender coreografía

Caly Bielik está de vuelta con sus talleres de danza popular, en los que enseña recursos técnicos, rítmicos y expresivos

03 Abr 2018
2

ARTE EN MOVIMIENTO. Bielik hace especial hincapié en la necesidad de una búsqueda del estilo propio.

“Todos estamos siempre habilitados para bailar. Nadie tiene que pensar que es de madera. Esto sólo lo podemos saber en la medida en que nos animamos a movernos. Culturalmente, el cuerpo siempre ha sido el gran postergado”. Lo afirma Caly Bielik, que vuelve tras 17 años en Buenos Aires y se instala en un nuevo estudio a ofrecer talleres de tango y folclore, y muchas novedades. La maestra fue directora del Ballet Folclórico de la Universidad Nacional de Tucumán y formó a más de 1.600 alumnos jóvenes y adultos en su etapa tucumana anterior, entre otras actividades docentes.

Bielik observa que no hay una cultura del movimiento en Tucumán, lo que sí sucede en Buenos Aires. “Allá hay lugares para que la gente vaya a bailar hasta los 90 años y eso es muy sano. Acá pareciera ser que el moverse es patrimonio de los jóvenes, porque los adultos no tienen esos espacios -sostiene-. Yo ofrezco por un lado ese lugar: a los jóvenes, porque mi propuesta desde la música siempre va dirigida a los jóvenes, y también a los adultos que tengan ganas de bailar. Deben confiar en el cuerpo, porque es sabio y siempre va a dar posibilidades de moverlo. En la medida en que lo hagamos accionar el cuerpo va a responder. Si sólo pensamos en ir a un restorán a comer y a charlar seguramente el cuerpo no va a responder”.

“Todos tenemos la posibilidad de bailar -insiste-. La danza nos sociabiliza, y yo trabajo desde ese lugar también, dando un espacio para integrarse en un grupo, a través de la danza, a través de bailar tango y folclore. Hay peñas, hay milongas, hay lugares que Tucumán ofrece para poder desarrollar eso. Si no los ofrece tanto para los adultos los tenemos que crear”.

Enfoque integral

Bielik trae nuevas propuestas desde la danza popular. “Siempre desde un enfoque integral, no sólo quedándose en lo coreográfico, porque bailar no es sólo una coreografía sino saber que el bailar, y el bailar con un otro, significa que hay que conocer otros elementos más allá de la coreografía -explicó-. Desde ese lugar va la propuesta de enseñanza y aprendizaje”.

En sus clases, Bielik se propone dotar a sus alumnos de otros recursos además de los coreográficos, como los técnicos, rítmicos y expresivos, que apuntan a crear la propia danza. “Todo es para entregar después a otro, sea en un abrazo, por el tango; o en una mirada y en un desplazamiento abierto en la danza folclórica”, puntualiza.

Nuevo espacio

En su nuevo estudio de Thames 105, Caly Bielik dictará desde hoy talleres y práctica de tango y folclore, los martes, miércoles y jueves, de 20.30 a 22.30. Hoy, a las 20.20 comienza el de zamba; mañana será el de tango y el jueves, el de folclore integral. “Todos los talleres son para principiantes, intermedios y avanzados, y se dictan conjuntamente porque incluyo a todos, y todos aprendemos de todos; nadie sabe mucho más que el otro”, apunta, y destaca que recibe a alumnos de 18 años en adelante.

Si bien se trata de danzas de pareja, una persona puede cursar individualmente o en pareja, siempre con ropa cómoda y calzado que les permita desplazarse.

Bielik dicta también capacitaciones individuales que ofrece en paquetes de ocho clases. “En ese caso, en dos meses, una persona está en condiciones de integrarse en una milonga o en una peña, y en el caso de las clases grupales, aproximadamente en cuatro meses ya está para integrarse”, estima.

Para contactarse con la maestra hay que ingresar por Facebook en la página Tango y Folclore Caly Bielik, y consultar por mensaje privado.

Comentarios