Por la inflación, las cuotas de los créditos hipotecarios UVA ya alcanzan el valor de los tradicionales

Eso no es todo: mientras los que se jugaron por el crédito tradicional achicaron su deuda, los expuestos a la indexación la incrementaron en un 50%.

26 Mar 2018
1

ARCHIVO LA GACETA

Debido a la inflación de los últimos dos años, aquellos deudores hipotecarios que accedieron a una vivienda tras tomar en marzo de 2016 un crédito UVA, desde abril pasarán a pagar una cuota prácticamente igual a la que afrontan quienes tomaron en la misma fecha un crédito tradicional. 

El dato surge de un relevamiento realizado por el economista Cristian Buteler publicado este lunes en La Nación. Buteler calculó la cuota de un préstamo a tasa fija y luego variable que se tomó en 2016 y otro por un monto similar, pero hecho en base a las UVAs. 

Los préstamos hipotecarios UVA salieron para darles esperanzas a los argentinos que quieren su casa propia. Y en su origen fueron ideados para darle oportunidades y facilitar el acceso al crédito de muchas personas que no podían calificar por la relación cuota-ingreso. Justamente, lo bueno de los créditos UVA es que la cuota inicial equivale a menos de un tercio de la de un crédito a tasa fija en el sistema tradicional y se asimila al valor de un alquiler. Pero ahora la inflación lo cambió todo. 

Sobre la base de un crédito a 20 años (240 meses) a $ 1 millón, un crédito a tasa fija comenzaba pagando una cuota de $ 12.435, en tanto que su competidor en UVA arrancaría pagando solo $ 7.915. Pero a solo dos años, el primer crédito pagaría exactamente el mismo valor mientras que el crédito UVA ya se ubica en $ 12.428. En paralelo, mientras los primeros achicaron en $ 33.574 el capital adeudado (cayó de $ 1 millón a $ 978.854, es decir, en una pequeña porción porque el sistema francés implica devolver al banco primero los intereses), los segundos lo vieron crecer sostenidamente hasta llegar a $ 1.529.466 (53%), por los ajustes que impone el mecanismo de indexación.

Esto se debe a que las UVAs se indexan por inflación y la misma se mantuvo por encima de las expectativas del Gobierno. En 2017 cerró en 24,8% y este año los privados estiman que rondará el 20%, por encima de la meta del 15%. 

La combinación de una inflación más alta que la esperada y paritarias que como mucho le empataron a la inflación, hacen que el pago de los créditos se vuelva más difícil. Además, los tomadores de créditos tradicionales ya cubrieron parte del capital (debiendo "solo" $ 978.000), mientras que los deudores en UVAs se les indexó el mismo y ahora deben $ 1,5 millón.

¿Qué puede pasar y qué conviene hacer?

A futuro, hasta aquí viene quedando claro es que la suba de los precios no da tregua ni la dará por algunos meses más, al menos, según las proyecciones de la mayoría de las consultoras privadas. 

El Gobierno promueve paritarias con mejoras salariales del 15%, en sintonía con la meta de inflación del 15% que proyecta para este año, aunque la expectativa del mercado es que rondará el 20% en el mejor de los casos.

Si la hipótesis del mercado vuelve a revelarse este año más fiable que la oficial, quienes optaron u opten endeudarse con créditos ajustados por UVA deberán afrontar cuotas que crecerán por encima de sus salarios.

Comentarios