Los efectos de “Exporta Simple”

25 Mar 2018

El año pasado el presidente Mauricio Macri lanzó el programa Exporta Simple, una herramienta para que los exportadores de menor volumen puedan vender sus productos de manera sencilla y económica. En pocos meses de funcionamiento, ya usaron la herramienta unas 200 empresas, incluyendo “Erni Bike”, el emprendimiento de un tucumano, Diego, que hace bicicletas terapéuticas: con Exporta Simple, pudieron hacer su primera venta a EEUU. Para avanzar hacia un país con menos pobreza es fundamental generar empleo de calidad y eso requiere, entre otras cosas, insertarnos en el mundo y aumentar nuestras exportaciones. Una integración inteligente al mundo nos permite pasar de 44 millones a 7.000 millones de clientes potenciales. Y tenemos con qué; no vamos a hacer todo para todos, pero podemos hacer muchas cosas para muchos más. Tenemos recursos naturales, una estructura productiva diversificada y, sobre todo, talento y creatividad para ganar clientes en el mundo y generar trabajo en la Argentina.

Exporta Simple permite exportar a través de couriers cargando los datos de la operación en un portal web con muy pocos clics. El sistema permite exportar hasta 300 kg y 15.000 dólares por envío, con un tope anual de 600.000 dólares. Las empresas se tienen que ocupar de hacer y vender el mejor producto. Exporta Simple se encarga de lo demás. Es una herramienta no sólo para el exportador de poco volumen, sino también para ganar mercados. Como dijo el Presidente en el lanzamiento, estas herramientas fomentan el federalismo, y yo imagino a muchos otros emprendedores como Diego mandando muestras o productos para ganar clientes.

La idea central es sencilla: hacerle la vida simple al emprendedor que quiere exportar, que quiere crecer y progresar. Durante demasiado tiempo el Estado hizo lo contrario, se convirtió en un obstáculo en vez de ser un facilitador. Y los resultados fueron los esperables; entre 2011 y 2015 las exportaciones argentinas cayeron 32% y entre 2006 y 2015 una de cada tres empresas dejó de exportar. En comercio exterior y en muchos otros campos estamos avanzando con un plan muy ambicioso de simplificación y desburocratización, para hacerle la vida fácil a las personas y a las empresas. Porque el Estado tiene que ayudar y no entorpecer. Exporta Simple (www.exportasimple.gob.ar) cruza así dos ejes fundamentales que impulsa el gobierno nacional para generar una economía dinámica que genere empleo y avance hacia la reducción de la pobreza: la desburocratización y la búsqueda de una integración inteligente al mundo. Ahora esperamos que los emprendedores usen esta herramienta para mostrarnos todo lo que puede lograr el talento y la energía cuando están las condiciones adecuadas. Estamos seguros de que va a ser una herramienta exitosa para generar más PyME exportadoras. El Estado se la hace simple al emprendedor, al que crea valor y empleo de calidad, que es indispensable para ser un país cada vez más desarrollado, con más oportunidades en todo el país.

Comentarios