Cambiemos sella la unidad en el distrito Tucumán

La dirigencia se comprometió a fortalecer el espacio político, deponiendo intereses particulares de sus referentes. Afirmaron que mejorarán la estrategia comunicacional y fustigaron el proyecto oficial de reforma política al que calificaron de “maquillaje electoral” y de “burda maniobra efectista”.

25 Mar 2018 Por Marcelo Aguaysol
1

BAJO UN MISMO PARAGUAS. Los dirigentes dejaron atrás el Acuerdo por el Bicentenario y reafirmaron su compromiso de trabajar por Cambiemos Tucumán. prensa cambiemos

La foto marca el nuevo rumbo de Cambiemos en el distrito Tucumán: toda la junta de gobierno en la misma mesa, deponiendo cuestiones y proyectos personales, de cara a la construcción de poder para enfrentar la oficialista Frente Justicialista por Tucumán. Fue un almuerzo el viernes; un desayuno sabatino en un hotel de Yerba Buena, en el que se redactó un documento, y será una cumbre con parlamentarios mañana, muy temprano, bajo tres ejes de trabajo:

• Adoptar posiciones contundentes en temas trascendentales para la vida política e institucional de Tucumán. Por caso, el documento difundido ayer por el espacio (demandó tres redacciones, en dos correcciones para que sea un pronunciamiento firme) remarca que el proyecto de reforma política presentado por la gestión del gobernador Juan Manzur es “maquillaje electoral” y de “burda maniobra efectista”, que no modifica la matriz clientelar y prebendaria del actual sistema.

• Apuntalar la estrategia comunicacional. Dos de los asistentes al encuentro de la conducción política del distrito local de Cambiemos han coincidido en una definición respecto de esta cuestión: “no todo lo malo es obra de Mauricio (Macri) ni todo lo bueno viene de la mano de (Juan) Manzur”. En otras palabras, el macrismo y sus aliados tratarán de que el Gobierno de la provincia no asuma el manejo de la agenda cuando se trate de cuestiones que llegan desde la Casa Rosada. Y que, de haber logros, sean capitalizados por Cambiemos. Un ejemplo, brindado ayer fue el de las gestiones nacionales para el reingreso de la frutilla congelada tucumana a los Estados Unidos a través del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) para exportaciones. “La Provincia intenta capitalizar algo que fue un logro de Nación”, explicó un referente de Cambiemos.

• Formación de equipos multidisciplinarios. Esta es una cuestión que los referentes del macrismo vienen realizando en forma individual. La idea es que, a partir del “Acuerdo de Yerba Buena”, los esfuerzos colectivos tiendan a facilitar gestiones de los factores sociales, políticos y económicos de Tucumán con organismos nacionales. Incluso, sin dejar de lado a las autoridades provinciales.

¿Cómo se gestó?

La convocatoria de la cúpula dirigencial de Cambiemos no ha sido fácil. Comenzó, hace casi dos semanas, cuando el diputado Facundo Garretón los convocó a compartir una comida en su domicilio. En ese encuentro se sacaron chispas y muchos trapitos quedaron expuestos al sol. El viernes, en un hotel de esta ciudad siguieron las conversaciones, aunque en otro tono, con más diálogo y escucha activa, definió uno de los concurrentes. Y la “unidad” se selló ayer, con el “Acuerdo de Yerba Buena”. En este proceso, de construir una oposición con aspiraciones de arrebatarle la conducción institucional de la provincia al Justicialismo, mucho tuvo que ver la insistencia de la Casa Rosada de consolidar el espacio en Tucumán, con vistas a las elecciones de 2019. “Llovieron llamadas telefónicas” para mostrar lo que, en definitiva, fue la imagen de unidad: la foto de todos sentados en la misma mesa.

Otro dato que no pasó desapercibido del encuentro macrista de ayer: Por primera vez en dos años la dirigencia firmó un pronunciamiento como “Cambiemos Tucumán”, dejando atrás lo que fuera el Acuerdo para el Bicentenario. Una muestra documental de esta situación: “los Partidos Políticos que integramos Cambiemos Tucumán acordamos que es fundamental y necesario garantizar que las ofertas electorales sean absolutamente transparentes, asegurando la participación en igualdad de condiciones a todas la fuerzas políticas, y la libertad de elegir y ser elegido”.

¿Quiénes estuvieron?

Alrededor de la mesa estuvieron los diputados nacionales Beatriz Ávila, José Cano y Garretón; la senadora nacional Silvia Elías de Pérez; el subsecretario del Interior de la Nación, Domingo Amaya, y el director de Aysa Pablo Walter. También asistieron los intendentes Germán Alfaro (Capital); Mariano Campero (Yerba Buena); Roberto Sánchez (Concepción) y Sebastián Salazar (Bella Vista). Entre ellos se distinguieron los secretarios de Gobierno municipales Walter Berarducci (Capital) y Julio César Herrera (Concepción); la concejal Sandra Manzone; el democristiano José Páez y el titular del PRO en Tucumán, Alejandro Ávila Gallo. A esta mesa se sumaría el ex ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay.

Este encuentro se repetirá cada viernes al mediodía. Y es probable que se sumen funcionarios del gabinete nacional. El acuerdo establece tácitamente que, por ahora, ninguno puede hablar de candidatura alguna para preservar la unidad interna. También en mandar ese mensaje no sólo hacia afuera de la fuerza política, sino también hacia adentro, hacia los dirigentes territoriales que ya trabajan por la reelección de Macri. En ese aspecto, ya se organiza una jornada de convivencia de dirigentes en San Javier y se prepara la nueva sede de Cambiemos (en Crisóstomo Álvarez al 400 de esta ciudad).

¿Qué impacto produjo la foto de Cambiemos en el oficialismo provincial? En la Casa de Gobierno acusaron el impacto visual de dirigentes macristas que tienen marcadas diferencias internas. Y, respecto del pronunciamiento acerca del proyecto de reforma política impulsado por el Poder Ejecutivo, un encumbrado funcionario señaló: “con el sistema electoral que ellos impulsaron sacamos muchos más votos que el existente en la provincia”.

Cambiemos está reestructurándose como fuerza opositora a la gestión justicialista en Tucumán. “No nos juntamos sólo para la foto”, dijeron casi a coro los referentes de la cúpula partidaria. Hay una intención de polarizar las elecciones del año que viene que, a criterio de la dirigencia macrista, tendrá más fuerza, porque, a diferencia de otros comicios, llegan con más representación parlamentaria y presencia en municipios.

¿Qué dice el documento de cambiemos?

1. El documento de Cambiemos Tucumán expresa que la provincia “necesita una reforma política en serio y no maquillaje”.

2. “Esas propuestas, expresadas en términos generales y abstractos no contribuyen a la efectiva materialización de una reforma política”.

3. “La convocatoria del Gobierno, para generar ámbitos de discusión de proyectos, se presenta como un simple proceso declamativo”.

4. Mientras no se aborden falencias estructurales del sistema electoral, todo seguirá siendo un simple maquillaje electoral”.

5. De no modificarse el esquema actual, “el descontrol prebendario y clientelar continuará relegando a la legalidad electoral”.

6. “Reformar es cambiar, mejorar y progresar; es necesario modificar el sistema de Partidos Políticos sancionando el transfuguismo”.

Comentarios