Tras una crisis de abstinencia amenazó con quitarse la vida

La familia llamó al 911 y luego de tres horas el muchacho fue detenido. Su madre espera que vaya a rehabilitación. Un vecino logró tranquilizar y bajar al joven de 21 años del techo de su casa

24 Mar 2018
1

VILLA MUÑECAS. Gastón Ybargoyen fue detenido por el grupo CERO tras un mediodía de tensión.

“Hace unos años estuvo en tratamiento, pero sigue consumido por la droga y las alucinaciones”, dijo en llanto Miriam Mabel Amilaga. Hablaba de Gastón Ybargoyen, su hijo de 21 años quien fue detenid o durante el mediodía del jueves. En medio de una crisis, el joven amenazó con matar a su familia y quitarse la vida en el techo de su casa de Emilio Castelar al 3.200, en Villa Muñecas.

Según el testimonio de Amilaga, ese día su hijo comenzó a comportarse de forma violenta cuando, “en su delirio”, buscaba por la casa a un vecino que había entrado a robar, , según él. Al no encontrarlo, culpó a su madre y a su abuela de estar escondiéndolo. Comenzó a tirar y a golpear los muebles, por lo que Amilaga decidió llamar al servicio 911.

Una patrulla policial llegó a los pocos minutos y esposó al joven, que se escapó y se escondió en una casa de enfrente, que, siempre de acuerdo con el testimonio de la mujer, funcionaría como supuesto “aguantadero”.

Sin embargo, después rompió dos botellas de vidrio y subió al techo de la casa y desde allí gritaba que se iba a quitar a vida y a matar a su familia si no se iban los uniformados que intentaban asistirlo.

“Un vecino le hablaba desde su casa cuando él estaba en el techo. Logró calmarlo y hacer que baje. Apenas descendió, la Policía se lo llevó a la comisaría, donde sigue detenido”, explicó la madre del joven. Añadió que la situación de tensión se extendió alrededor de tres horas y que causó pánico en la cuadra.

Amilaga contó que la mañana de ayer se la pasó en distintas sedes policiales y judiciales, donde denunció la venta de droga en Villa Muñecas, como lo viene haciendo durante años. Dijo que “espera que su hijo pueda ser internado y atendido como corresponde”.

Angustiante realidad

La mujer detalló a veces ingresa en un estado de crisis debido a su adicción. “En momentos de abstinencia no es capaz de controlar sus impulsos. Pierde noción de la realidad y de lo que está a su alrededor. Es muy angustiante”, enfatizó.

También informó que el detonante del episodio que vivió el jueves fue una cadena de alucinaciones que su hijo venía teniendo y que lo llevaron a creer que un vecino, de unos 30 años, entraba a su casa a robar.

Según manifestó la mujer, a raíz de esos delirios, el joven se habría enfrentado con su vecino y recibió un puntazo el sábado pasado. Desde entonces, las peleas y agresiones entre ambos se hicieron más frecuentes, hasta el punto que ese vecino y sus amigos habrían intentado “balear a su hijo”.

Por último, la madre del joven aseguró que los problemas de adicción de Ybargoyen comenzaron hace aproximadamente dos años. Desde entonces, está en tratamiento, aunque no de forma continua. “En diciembre estuvo internado en las Moritas, pero salió a los tres meses”, recordó.

La droga y el barrio

Fabiana Sánchez, quien vive en la misma cuadra que los Ybargoyen y que trabaja en un CAPS de Villa Muñecas, manifestó que el avance de la droga en el vecindario es preocupante. “La inseguridad es cada vez mayor, a todas horas ocurren robos y tragedias; la droga tiene tomados a los adolescentes”, contó.

“Los chicos que están en las paradas de colectivos, esperando para ir al colegio, son un blanco constante para los ladrones”, manifestó José, quien no quiso identificarse con su nombre completo por temor a sufrir represalias.

Cristina Elena, quien tiene 60 años y vivió toda su vida en Villa Muñecas, lamentó que el barrio se haya sumergido en la inseguridad en los últimos años. “Todos los días uno escucha que hubo robos y asaltos; se ve a los chicos drogándose. Es muy violento, uno ya piensa dos veces antes de salir de la casa”, manifestó.

Comentarios