El gran problema sigue siendo Matemáticas, según el Operativo Aprender 2017

Los resultados fueron negativos. Estudian esrategias para mejorar. En cambio, se notó un repunte en Lengua

22 Mar 2018

877.000 alumnos fueron evaluados el año pasado en todo el país.
 
7 de cada 10 estudiantes secundarios presentaron niveles básicos o por debajo del básico en la prueba de Matemáticas.

> 877.000 alumnos fueron evaluados el año pasado en todo el país.

>  7 de cada 10 estudiantes secundarios presentaron niveles básicos o por debajo del básico en la prueba de Matemáticas.

Seis de cada 10 estudiantes obtuvieron un desempeño satisfactorio en Lengua y comprenden textos, de acuerdo con los resultados del Operativo Aprender 2017. Eso evidencia una mejora respecto a la evaluación de 2016, en la que fueron cinco de cada diez los que presentaban niveles por debajo del básico. En Matemáticas, en cambio, persisten los bajos índices respecto a la evaluación pasada, ya que siete de cada 10 alumnos presentan niveles básicos o por debajo del básico y 4 de cada 10 reconocen sólo conceptos elementales y únicamente pueden resolver problemas simples. Los resultados fueron presentados por el presidente, Mauricio Macri.

El operativo 2017, que abarcó un universo de 877.000 alumnos (309.000 secundarios y 568.000 de la escuela primaria), confirmó además que se mantiene la brecha educativa entre los alumnos de alto y bajo nivel socioeconómico. “En algún sentido hemos avanzado”, comentó el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro. Según él, la de Lengua fue una mejora sustancial y la atribuye, entre otros motivos, a una fuerte capacitación docente y a que hubo una gran reacción del sistema, con directores de escuelas que elaboraron estrategias para mejorar los resultados”.

“Para revertir el estancamiento en Matemáticas estamos evaluando propuestas innovadoras, ya que si desde hace 30 años trabajamos de una manera y los resultados son siempre los mismos. Algo no está bien”, sostuvo. En este aspecto, Finocchiaro remarcó que las líneas de acción son reforzar el proyecto de Secundaria 2030, seguir trabajando con las 3.700 “escuelas faro” -aquellas que tienen el nivel de desempeño escolar más bajo-, además de trabajar muy fuerte en la formación docente.

El nivel de participación de los alumnos descendió un 5,6% respecto al operativo de 2016 y ello se notó en provincias como Neuquén y Río Negro, donde los niveles de asistencia no llegaron al 50%.

Este año se decidió tomar Lengua y Matemáticas para alumnos de quinto y sexto año de la secundaria y Ciencias Naturales y Sociales para los estudiantes de sexto grado del nivel primario. En tanto, los alumnos de cuarto grado realizaron una prueba censal abierta, cuyos resultados se conocerán en junio.

Tanto en Ciencias Sociales como en Naturales los resultados confirmaron el crecimiento que se evidencia desde 2013. En Sociales, el 66% obtuvo niveles satisfactorios de respuestas, lo que expone un crecimiento de 10 puntos respecto a la prueba ONE de 2013, mientras que en Naturales el 67% tuvo niveles satisfactorios y avanzados, aunque aquí el incremento sólo fue de 3,2 puntos respecto a 2013.

“El estancamiento en Matemáticas es una tendencia global, mientras que el avance en Lengua es regional, aunque Argentina tiene el sistema educativo mas desigual de la región”, destacó Elena Duro, secretaria de Evaluación Educativa. Señaló que esta inequidad encuentra un fuerte determinismo en la pobreza y en otros factores asociados, como el nivel socio educativo de la madre del alumno. “El 38% de los alumnos del secundario no respondió las preguntas, mientras que en algunas provincias, como Neuquén, la cantidad de respuestas no llegó al 50%, en especial por paros docentes el día de la evaluación”, comentó.

Otro fuerte dato que arroja el Aprender es que el 21% de los estudiantes evaluados trabajan fuera del hogar a la vez que van a la escuela, un porcentaje que Duro estimó alto y que interpela fuertemente al formato escolar. “Hay que poner el foco en los modelos pedagógicos para empezar a revertir los resultados en Matemáticas, para lo cual está un cambio en el régimen académico y un aprendizaje en base a proyectos, sin abandonar los saberes básicos y mínimos”. detalló Duro.

Comentarios