La libertad de improvisar

La toma de decisiones, un aspecto crucial en juveniles

21 Mar 2018
1

FLEXIBILIDAD. Saber adecuarse a las situaciones del partido es una virtud que tiene este Tucumán, según sus entrenadores. Pasión & Deporte

En una charla que brindó en la Unión de Rugby de Tucumán el año pasado, uno de los muchos temas abordados por Daniel Hourcade fue la importancia de no encorsetar el rugby juvenil con sistemas de juego inflexibles, que asfixien la capacidad creativa de los jugadores y no les dejen margen a la improvisación. “Muchos de los errores que se cometen en el nivel superior se deben a que a esos mismos jugadores, cuando fueron juveniles, no les dieron libertad para equivocarse. Es esa la edad ideal para desarollar la capacidad de tomar decisiones, y si el chico tiene al entrenador al costado de la cancha gritándole todo el tiempo lo que tiene que hacer, no va a poder desarrollar ese criterio”, sintetizó el entrenador de Los Pumas en aquella oportunidad.

Hacia allí aseguran apuntar los entrenadores del seleccionado tucumano M18, que el sábado comenzó la defensa del título argentino juvenil: a transmitir una idea, pero dejando un resquicio para el libre albedrío.

“Es un plantel muy receptivo. Están con las antenas paradas todo el tiempo. Cuando les pedís algo, lo hacen. De hecho, es tal el respeto a lo que les pedimos, que por ahí cometen el error de no hacer lo que pueden hacer. Por eso, tratamos de no estructurarlos. Los liberamos para que se diviertan”, sostiene Fernando Molina.

La cuestión pasa por no cruzar la fina línea que separa a un equipo con una idea de juego, de uno autómata. “Se trata de chicos que están aprendiendo. Por eso, lo que hacemos es fijarles ciertas pautas sobre lo que deben hacer en determinadas situaciones o en determinados sectores de la cancha, pero siempre con la posibilidad de apartarse de eso, si lo consideran conveniente”, completa Mariano Vie, otro de los entrenadores. “Por ejemplo, si les decimos que en un line en extrema defensa hagan un lanzamiento corto y seguro, pero si por alguna razón consideran que la mejor opción es otra, pueden hacerlo”, amplía.

Por su posición de apertura, Gonzalo Albornoz es uno de los que más debe decidir a lo largo de los partidos. “En ocasiones tenemos chances de hacer el try o cortar la línea de defensa, pero por querer hacer bien el ejercicio nos confundíamos en la toma de decisiones, que es clave en este deporte”, asegura. “Por suerte, tengo el apoyo de los entrenadores para decidir lo que yo crea mejor para el equipo, aunque deba salirme del sistema. Eso permite jugar con menos presión. Además, los otros backs me ayudan a tomar esas decisiones comunicándome qué pasa en el abierto de la cancha. Esa libertad la tenemos todos”, agrega.

Comentarios