La sombra de una guerra comercial acecha al G20

Los delegados de los países que integran el grupo darían a conocer hoy el documento con las propuestas para los líderes políticos. La apuesta de Estados Unidos de redoblar su política proteccionista generó protestas y represalias en el resto de los países que pidieron defender el comercio libre y justo

20 Mar 2018
1

LA FAMILIA. Los participantes del foro posaron ayer para la tradicional foto en el Campo Argentino de Polo. Por la noche degustaron un asado. Reuters

La amenaza de una guerra comercial que mine el crecimiento económico global condicionó ayer el inicio de la reunión de ministros de Finanzas del G20 en Buenos Aires, donde no se pudo avanzar aún en la redacción de un documento con propuestas para los líderes del foro de gobernanza global.

“Debemos procurar que el proteccionismo no determine el escenario mundial, sino que lo continúen haciendo los mercados abiertos”, advirtió el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, al término del primer día de la cumbre financiera del G20 bajo presidencia de Argentina.

La apuesta de Estados Unidos a redoblar su política proteccionista, con el anuncio del presidente Donald Trump de fijar aranceles adicionales del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio, generó protestas y represalias en el resto del mundo. El riesgo de una guerra comercial que podría afectar el crecimiento de la economía global, previsto en un 3,9% para este año, prendió las luces de alerta en el G20.

Alemania, que presidió el foro en 2017, integra la troika del G20 junto a la Argentina y Japón, que asumirá la dirección el año próximo, por lo cual fue ayer una voz de peso en el debate, según DPA.

El jefe del Bundesbank alemán, Jens Weidmann, subrayó que durante el debate se habló sobre el riesgo de una guerra comercial y las consecuencias negativas que tendrá para el actual clima de crecimiento económico global. “Está claro que una escalada de este tipo al final sólo dejará perdedores. Por eso, la posición mayoritaria fue que los conflictos sean resueltos de acuerdo al sistema de comercio basado en reglas vigentes”, resumió.

Comercio libre y justo

Scholz se mostró en ese sentido confiado en que el comunicado de cierre de la cumbre financiera siga los pasos de anteriores declaraciones del G20, en particular la que en julio de 2017 en Hamburgo se pronunció en contra el proteccionismo y a favor del comercio libre y justo.

Brasilia y París se sumaron a las críticas al proteccionismo. “Francia no acompaña ninguna clase de medida proteccionista y creemos fuertemente en el libre comercio basado en un terreno de juego equilibrado, donde mantegamos y desarrollemos reglas para todo el mundo”, declaró el ministro de Finanzas francés Bruno Le Maire.

El ministro francés reconoció el conflicto por la sobrecapacidad productiva de acero, pero aclaró que “Europa no está en el origen del problema”, apuntando veladamente a China. “Esperamos una excepción total a las nuevas tarifas para toda la Unión Europea. No queremos entrar en ninguna negociación bilateral entre Estados Unidos y los países de Europa”, agregó Le Maire.

El ministro de Hacienda brasileño, Henrique Meirelles, coincidió en que el comercio internacional se convirtió en el tema central del encuentro, junto con la tributación de transacciones digitales. “En el pasado, las medidas proteccionistas sólo empeoraron la situación. Experiencias anteriores demostraron que medidas proteccionistas no son positivas”, señaló Meirelles.

El primer encuentro de alto nivel del G20 bajo la presidencia argentina cuenta con la presencia de 22 ministros de Finanzas, 17 presidentes de bancos centrales y los titulares de diez organismos multilaterales sentados a la mesa de negociaciones en el Centro de Exposiciones y Convenciones porteño. El G20 está integrado por 19 países industrializados y emergentes más la Unión Europea (UE) y es considerado el foro de gobernanza global más influyente.

Polo y asado en homenaje a los participantes

Un partido de polo y un asado de la codiciada carne argentina matizaron ayer el primer día de la cumbre financiera del G20 en Buenos Aires, signada por la tensión de una inminente guerra comercial.

Los 22 ministros de Finanzas y 17 presidentes de Bancos Centrales, más los diez titulares de organismos multilaterales, se sacaron la tradicional foto de familia en el Campo Argentino de Polo en la capital.

Luego tuvieron oportunidad de presenciar un tradicional y vistoso partido de polo entre los equipos El Trébol y Venado Tuerto en la denominada “catedral del polo”, donde se llevan a cabo los partidos más importantes de la región.

Por la noche, también en el Campo de Polo, los participantes de la cumbre saborearon un tradicional asado argentino regado con uno de los más prestigiosos vinos del país, aunque algunos de los ministros debieron regresar sin más demora a las negociaciones que se hacen contrarreloj para la redacción del documento final que se emitirá hoy.

Piden acelerar las reformas en la región

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recomendó ayer en su nuevo informe “Apuesta por el crecimiento” acelerar las reformas estructurales para mantener el ritmo de expansión y hacerlo más inclusivo. “Por primera vez en muchos años, todas las regiones principales del mundo experimentan un repunte generalizado y en gran medida sincronizado, a pesar de que la expansión sostenida haya sido mucho más prolongada en unas economías que en otras”, sostiene el documento difundido ayer.

El organismo señaló en ese sentido que “los gobiernos deben implementar programas de reformas estructurales completas para mantener un crecimiento sólido, verde y más inclusivo tras la actual recuperación cíclica”.

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, presentó el documento junto al ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, y allí destacó: “lamentablemente no todos los países en el marco del G20 tienen un ímpetu reformista como el que mostró Argentina desde el inicio del Gobierno de Mauricio Macri”.

En Esta Nota

Donald Trump
Comentarios