Un grupo de niños y de jóvenes "viven" debajo de un acoplado, consumidos por las drogas

19 Mar 2018

Una vecina pide ayuda a la sociedad y a las autoridades en general, ante lo que considera “una grave situación de abandono de persona” por parte del Estado provincial, y también de la administración municipal. Advierte que la intersección del pasaje Domingo Millán y avenida Belgrano hay un acoplado que está abandonado desde hace unos 14 años, que pertenece a una pescadería de la zona y que nunca fue retirado de ese lugar. La cuestión es que debajo del vehículo “viven” un grupo de niños y de jóvenes que normalmente se encuentran bajo los efectos de las drogas. Esta lectora hace hincapié de que ya se comunicó con entidades sociales del ámbito privado y público, sin que hasta la fecha haya recibido ayuda alguna. Solicita que alguien de la sociedad tucumana se apiade por estos chicos y acerque una solución para semejante situación crítica.

UNA VERDULERÍA OCUPA LA PLAZA DE UN BARRIO

Un vecino solicita que se tomen medidas con la verdulería que está instalada en la plaza del barrio Ampliación Presidente Perón, en avenida Independencia 3.800. Advierte que los comerciantes suben autos, camionetas, camiones y hasta carros tracción a sangre sobre la plaza, rompiendo la caminería. Además, la verdulería se instaló en el predio donde se encuentra emplazada la bomba de agua que provee el líquido al barrio. El problema se agrava porque en ese predio quedan atados los caballos de los carros de quienes salen a vender verduras y frutas por el barrio, ensuciando y contaminando todo el lugar.

Jubilada pide ayuda porque no tiene agua

Barrio Los Cerros, Villa Carmela. Una vecina se queja por los constantes cortes que sufren en el suministro de agua potable. Afirma que por todos los medios reclamo para que la SAT le diera una solución definitiva a este viejo problema. Recuerda que en diciembre pasado estuvo durante 10 días sin agua, reclamó que le solucionaran la falla, y como no recibió respuesta, el arreglo lo hizo por su cuenta. Y ahora afirma que no puede encarar de nuevo ese gasto porque está jubilada.

SE REPARÓ, PERO VOLVIÓ LA PÉRDIDA DE AGUA

Un vecino pone de manifiesto que, después de un mes de reclamos constantes, se reparó la pérdida de agua que había en la calzada de Muñecas al 500, casi Corrientes. El agujero fue tapado con asfalto por la Municipalidad. El problema es que volvió a surgir agua del mismo lugar donde se había realizado la reparación, lo que a su criterio prueba que los trabajos fueron realizados en forma inadecuada, además de haber generado un gasto inútil. Por eso, reclama que la SAT repare de una vez, y bien, la pérdida de agua potable que existe en la calzada, frente a un predio que muestra signos de abandono por sus dueños.

PIDEN SOLUCIONES PARA RANCHILLOS VIEJO

La zona es Barrio las Cejas, Ranchillos Viejo. Lamentan el mal estado en que se encuentran las calles por la acumulación de agua. A la vez, alertan sobre el crecimiento de pastos y malezas, y la aparición de alimañas y mosquitos, que generan temor entre la población. A ello suman la proliferación de pozos por doquier y la aparición de piedras gigantes en el camino. Se trata de la arteria más transitada por los pobladores y necesitan que se encuentre en buen estado. Un vecino afirma que hace un año fue la última vez que se le realizó un mantenimiento. Critica a la Comuna de Ranchillos y San Miguel porque los han olvidado, y advierte que sólo en las épocas electorales los políticos visitan la zona.

POLICÍAS ESTACIONAN EN LA VEREDA

Así estacionan todos los días -como muestra la imagen-, en Junín al 800, entre Santa Fe y avenida Sarmiento, en la vereda de la Brigada de Investigaciones de la Policía. Un vecino denuncia que la mayoría de los vehículos pertenecen a policías en servicio. La situación impide que un transeúnte, o una mujer con su bebé en un coche, puedan transitar. Como consecuencia, se ven obligados a bajar a la transitadísima calzada.

EN LA PLAZA TODO SE ATA CON ALAMBRES

En la Plaza San Martín, los contenedores de residuos se herrumbraron en la base y se quebraron, por lo que el ingenio tucumano apareció: ataron con alambre los cestos rotos a las columnas de alumbrado. Esta es la forma en que se mantiene el espacio verde, a cargo de la Municipalidad, reniega un lector. El descuido y la dejadez son constantes -según denuncia el vecino- en esta plaza. Afirma que faltan macetas y plantas, hay espacios sin flores -o existieron y fueron arrancadas por vándalos-, y tampoco hay fuentes de agua. Se pregunta si las autoridades no tienen ojos para ver lo que sucede con los espacios públicos.

PELIGRO EN LA PUERTA DEL CEF 18

Esquina de calle España y Primera Diagonal, frente al Centro de Educación Física (CEF) N° 18. No se puede cruzar por la vereda; los vecinos tienen que bajar a la calle. Pero también deben hacerlo los numerosos niños y jóvenes que asisten al lugar, con peligro de sufrir un accidente.

ABEJAS AFRICANAS EN UNA COLUMNA DE LUZ

Un transeúnte advirtió del peligro que significa la presencia de una colmena de abejas que él define como africanas, en un poste que sostiene cables de media tensión eléctrica en avenida Sarmiento esquina Rivadavia. En la imagen se observa que algunos vecinos -además de quienes utilizan las columnas para hacer propaganda política- quemaron la colmena para intentar ahuyentar a las abejas. De todas maneras, nuestro lector pide que actúen las autoridades competentes para que erradiquen la colmena y alejen el peligro de que alguno de los vecinos sufra una picadura que puede ser muy peligrosa.

Caminos estropeados en Pampa Mayo

Un padre que envía a sus hijos a la Escuela de la localidad de Pampa Mayo, Simoca, se queja contra el delegado comunal del lugar, Julio Romano: afirma que no limpia los canales, por lo que cuando llueve todos los caminos se inundan y es imposible que los niños concurran a clases a la Escuela N° 15 “República de Venezuela”. Este vecino señala que los propios habitantes tuvieron que arreglar los caminos, por la falta de respuestas del comisionado rural, al que acusa de nunca haberlo visitado en la zona. Simplemente, solicita que arregle los caminos antes que se agudice el deterioro. Y en este punto, advierte de que en la zona, de entre los escombros que quedaron luego de las reparaciones, apareció una víbora, lo que aumenta el temor de que el reptil se acerca a la escuela y pique a alguno de los niños.

Comentarios