Todo fríamente calculado para los "Naranjitas"

A Tucumán le costó soltarse, pero cuando lo hizo, Santiago no pudo hacer nada para frenarlo.

18 Mar 2018
1

PISANDO FUERTE. El apertura Gonzalo Albornoz abre el juego. Tucumán comenzó de gran manera la defensa del título. prensa URT

Al igual que las finales y los clásicos, los debuts también son partidos distintos. La ansiedad y los nervios propios de todo estreno son un factor de desequilibrio, que puede entorpecer la ejecución de lo ensayado mil veces si no son debidamente controlados. Por eso, el primer partido siempre es una prueba de fuego, es salir de la pizarra y adentrarse en el plano de lo concreto.

Ése era, más que Santiago del Estero, el verdadero rival de Tucumán en su presentación en el Campeonato Argentino Juvenil M18. Y se puede aseverar que los “Naranjitas” superaron el desafío con puntaje de sobra. Más allá de la amplitud del resultado final (47-9), el seleccionado tucumano juvenil desplegó su repertorio de virtudes en el segundo tiempo, luego de una primera mitad en la que ese tan temido factor nervioso le jugó en contra. Aunque pudo sumar con los tries de Lucas Gaón y Valentín Bustos y las conversiones de Juan Gordillo, cometió errores e infracciones que le permitieron a los santiagueños mantenerse a corta distancia con los penales de Nicolás Roger.

Ya a partir de la segunda parte, fue todo más simple: ajustó las tuercas, movió el banco de suplentes y se apropió del partido, sin que el anfitrión pudiera hacer nada para evitarlo. Las conquistas de Gonzalo Albornoz, Thiago Sbrocco, Vivaldo Tincani, Alejandro Sustaita y Valentín Saleme, junto a otras cuatro conversiones de Gordillo, sellaron la chapa.

“Me gustó el scrum, tuvimos una buena obtención, buen volumen de juego y mucha intensidad. Si hay que corregir algo, son cuestiones del punto de contacto, line y control de pelota”, analizó Federico Puerari, uno de los entrenadores. “El primer partido siempre es el más difícil. Estábamos muy nerviosos y eso nos complicó en el primer tiempo. Ya después pudimos ajustar eso. Lo positivo es que el equipo hizo todo lo que pidieron los entrenadores. Trabajamos mucho en los detalles, y eso hizo la diferencia”, destacó Gordillo.

El próximo sábado, Tucumán recibirá a Mendoza.

Comentarios