Las víctimas de los vándalos que participaban en un cortejo no denunciaron los ataques

El fiscal Navarro Dávila, que actuó de oficio en el caso, ordenó que Inteligencia Policial identifique a los autores del incidente. Los amigos del joven que murió en un accidente realizaron varios disparos y robaron pertenencias a automovilistas. La Justicia ya ordenó investigar el caso a la Policía.

15 Mar 2018
1

EL PUNTO EXACTO. Los allegados de Alessandro generaron terror en el Camino de Sirga y San Martín.

Por la gravedad de los incidentes de tiros durante un cortejo fúnebre y ataques a automóviles, el fiscal Washington Navarro Dávila decidió actuar de oficio. Organizó al personal de su fiscalía para que las víctimas, sin demoras, pudieren declarar. Pero hasta el cierre de esta edición, ninguno de los damnificados se presentó a denunciar a los integrantes del cortejo realizado el martes a la tarde en el Camino de Sirga en Yerba Buena.

La despedida se hacía por un joven que había fallecido el lunes en un choque con su motocicleta, cuando circulaba a contramano escapando de la Policía. De acuerdo con la versión de algunos testigos, Agustín Alessandro circulaba a alta velocidad y por la calle Frías Silva. Al llegar a la intersección con San Lorenzo, impactó contra un colectivo de la línea 100 y perdió la vida al instante. “La Policía siguió a mi hermano porque su moto no tiene patente y pensaba que era un delincuente. Lo hizo chocar contra el colectivo y murió. Uno no tiene toda la plata para hacer los papeles”, explicó Iván, hermano del fallecido.

En las redes sociales, específicamente en Facebook, amigos y allegados del joven habían adelantado que iban a realizar una gran despedida para el motociclista de 22 años. “Te vas a ir bien alegre, amigo, te lo juro Agustín; lo que se viene es para vos, ladrón con la buena onda de los amigos”, escribió en la mañana del martes un joven apodado “Fory”.

Un motociclista de 22 años murió tras chocar contra un colectivo durante una persecución en Ciudadela

Y los amigos cumplieron con su palabra. El cortejo partió de la capital y terminó en el cementerio de La Paz, en Yerba Buena. Durante todo el recorrido dispararon sus armas generando terror en varios barrios. Pero los incidentes más graves se produjeron en la esquina de San Martín y Camino de Sirga, ya en la vecina ciudad.

Testimonios

“Es la primera vez que me pasa algo así. Un malón de motos bloqueaba el paso de los autos y no se podía cruzar. Me di cuenta de que era un cortejo fúnebre, que se dirigía al Cementerio de la Paz, que está ahí cerca. Cuando me rodearon el auto con las motos me empecé a asustar y en un segundo me estalló la ventanilla del acompañante del auto. Me sacaron la mochila que tenía en el asiento. No vi armas ni escuché disparos”, explicó una de las víctimas.

Cuando volvió a su casa, ubicada en la zona, la víctima le relató a su marido lo ocurrido. “Me dijeron que el chico que me había robado estaba en el cementerio con mi cartera. Mi esposo fue a buscarlo. Cuando llegó, estaban haciendo disparos al aire. Después de hablar con el guardia, un muchacho, que se identificó como el hermano del chico que murió, se acercó con mi mochila y le dijo ‘esto es de usted’. Ahí le contó que habían podido recuperarla y se la devolvieron. Es de no creer. Pude recuperar todo. Sólo me sacaron el dinero que había en la billetera”, explicó la víctima, que reconoció el gesto del familiar de Alessandro, ajeno a lo que había ocurrido minutos antes en el acceso al cementerio.

"Te vas a ir bien alegre, te lo juro", y otras frases de despedida para el joven que chocó contra un colectivo

Horacio González, guardia de un country, respaldó los dichos de la víctima y dio mayores precisiones. “Se bajó uno con remera rosa a rayas y gorra blanca, le abrieron el auto y le sacaron la cartera”, explicó.

Carlos Rojas, otro vecino, relató: “cuando hay un acompañamiento de este tipo, cortan la calle y se paran en las motos para que puedan pasar sin que nadie los moleste”.

La veterinaria Eugenia Moyano coincidió con el testimonio, pero agregó: “pasan en colectivos llenos de gente y motos alrededor, disparando sus armas sin ningún problema”.

El relato de una víctima de los arrebatos durante un funeral en el Camino de Sirga

“El puente está en construcción como hace cuatro meses y no lo terminan. Por esa obra también se frenan ahí. No hay policías en la zona desde mediados del año pasado. En la parada del colectivo siempre te roban”, explicó Marita Rivero.

Investigación

Navarro Dávila, fiscal de turno, intervino de oficio, ya que no había recibido ningún tipo de informe policial sobre lo ocurrido el martes por la tarde. Ordenó los hombres del D2 (Inteligencia Policial) lleven adelante la pesquisa. Pero esperó en vano que las víctimas se presentaran en su oficina de tribunales para tomar las declaraciones correspondientes; ningún damnificado se presentó hasta el cierre de esta edición.

El motociclista que murió cuando escapaba de la Policía se había comprado la moto hace pocos días

Los amigos de Alessandro siguieron enviando mensajes inquietantes en Facebook. “Siempre en nuestros corazones, hermano, y que saquen y suban la captura que quieran estos mangas de ortiva; muerte a la yuta de frente mal amigo uno por uno se va”, publicó ayer a la mañana “Fory”, con fotos junto al joven que falleció en el accidente.

Comentarios