Los secretos del universo fueron el jardín creativo de Stephen Hawking

El mundo despidió a una de sus mentes más brillantes, un genio contemporáneo que rompió toda clase de barreras y consiguió sacar la ciencia de claustros y laboratorios. Una vida riquísima y un enorme legado.

15 Mar 2018

Fue el tema obligado en los medios de todo el mundo y generó incontables mensajes de condolencia en las redes sociales: la muerte de Stephen William Hawking, a los 76 años, generó una oleada de tristeza que no disimuló los sentimientos que generaba: admiración, cariño y el más reverencial de los respetos. Con la convicción de que develar los grandes misterios del cosmos era la misión de su vida, el reconocido físico británico nos legó revolucionarias teorías sobre el universo, los agujeros negros y los viajes en el tiempo.

La historia de Hawking está marcada por aristas y contrapuntos que abarcan desde su particular sentido del humor (siempre aferrado a la vida y sútilmente irónico en sus declaraciones) y la creación de una familia hasta la prolongada lucha que mantuvo contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad que acabó con su vida.

En el camino, su búsqueda constante de respuestas sobre el origen del universo lo llevó a crear diversas teorías cuánticas y a traspasar el hermetismo de los claustros para acercar la ciencia a lo cotidiano.

A medida que su carrera como acedémico se forjaba, Hawking debió luchar contra la ELA, mal neurodegenerativo y progresivo que todavía no posee una cura y que se caracteriza por la inevitable pérdida gradual de neuronas motoras en el cerebro y en la médula espinal.  

Diagnosticado con apenas 21 años, mientras cursaba el posdoctorado en Cosmología en la Universidad de Cambridge, los médicos anunciaron que no viviría más de dos años. Sin embargo, las expectativas de vida del científico fueron superadas ampliamentes: Hawking logró terminar su carrera y además obtuvo en 1980 un puesto como profesor lucasiano de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica, cargo que ocupó en su momento Isaac Newton.

En ese tiempo, buscó contención en el ámbito familiar. Tras divorciarse de su primera esposa, Hawking volvió a casarse en 1995 con Elaine Mason, una de las enfermeras que lo había asistido durante su tratamiento y con la cual creó una familia compuesta por tres hijos: Robert, Lucy y Timothy.

Claro que, a pesar de haber sobrevivido por décadas, no lo hizo exento de dificultades. Una complicación motriz le provocó una parálisis sin retorno. Desde ese momento, Hawking comenzó a trasladarse en una silla de ruedas y, para comunicarse, debió utilizar un sintetizador de voz que accionaba al mover un músculo bajo su ojo y como resultado reproducía una voz robótica que se convirtió en parte de su leyenda.

Travesías de un genio

La vida de Hawking fue un desaío constante a los límites.“Quiero demostrar que la gente no debe estar limitada por discapacidades físicas, siempre que su espíritu no esté discapacitado”, explicó en una de sus conferencias. Clases de cosmologia en la Antártida, la celebración de su cumpleaños número 60 a bordo de un globo aerostático y la experiencia de participar en 2007 de un viaje a la estratósfera son algunas de sus hazañas.

En busca de respuestas

Es imposible hablar sobre Hawking sin recordar sus investigaciones en los años 70 sobre los agujeros negros, regiones del espacio con una concentración de masa que tienen gran poder de atracción gravitacional. Además, el físico aportó un importante pilar matemático para comprender la teoría del Big Bang como el punto de origen del universo y el principio del mundo que conocemos.

Y no debemos olvidar la teoría del todo, a través de la cual sugiere que el universo evoluciona según ciertas leyes definidas. Hawking trató durante décadas de compaginar la teoría de la relatividad (propuesta por Albert Einstein) con la física cuántica y de esta forma encontrar una “fórmula universal” que pudiera describir todo lo que ocurre en el universo, desde el microcosmos hasta el macrocosmos.

Además, se interesó por cuestiones como las realidades paralelas, los virus manipulados genéticamente, la inteligencia artificial, los viajes en el tiempo y la vida extraterrestre. Tal fue su fascinación por los seres de otros planetas que en 2015 presentó en la Royal Society de Londres un proyecto de búsqueda de vida extraterrestre financiado por el multimillonario ruso Yuri Milner.

Otra anécdota divertida al respecto es la fiesta que organizó el 28 de junio del 2009 para los viajantes en el tiempo, con la esperanza de que personas de una civilización futura o remota acudieran a su encuentro. Hawking no le contó a nadie sobre la fiesta hasta el momento en que terminó y recién ahí envió las invitaciones con las coordenadas exactas. “Quizás, algún día, alguien viviendo en el futuro va a encontrar la información y usará una máquina del tiempo para venir a mi fiesta, probando que un día los viajes en el tiempo serán posibles”, narró en la serie documental “Into the Universe with Stephen Hawking”, producida por Discovery Channel.

Hawking fue, a su manera y por elección propia, un científico con estatura de estrella pop. A partir de su estatus de gran divulgador, claro, pero también de sus repetidas y brillantes intervenciones en la TV. Marca registrada, fue un genio moderno con todas las letras.

> La admiradora que no se animó a saludarlo

Lo conoció de manera ocasional hace más de 20 años, en la Universidad de Cambridge. La astrónoma tucumana Olga Pintado reconoce que no se animó a molestarlo aunque, a propósito, acudió a la sala de café para coincidir con Stephen Hawking.

“Muchos de sus trabajos tuvieron que ver con la cosmología. Él dio las bases y explicó muchas cosas sobre el origen del universo, como ocurrió con la teoría del Big Bang, que no se conocían”, comentó Pintado, que reconoce entre las virtudes de Hawking su capacidad para llegar al gran público.

“Fue un gran divulgador científico porque contaba muchas cosas y su opinión tenía injerencia. Además escribió libros accesibles para todo público. ‘Breve historia del tiempo’, sobre un tema no tan común, vendió millones de ejemplares”, explicó la tucumana, que es doctora en Física.

Pintado también destacó los aportes del inglés al desarrollo de herramientas para luchar contra la ELA. “Hizo que se desarrollen muchas cosas para contar con mejores condiciones de vida, como ocurrió con la silla, los mandos de voz y los programas de computación”, recordó la tucumana que, cuando lo tuvo cerca ni siquiera se animó a saludarlo. “Sabía que lo iba a ver, pero no soy de acercarme a la gente que no conozco”, reveló.


El perfil de un excepcional científico 
- El protagonista: nació el 8 de enero de 1942 en Oxford (Inglaterra) y murió en Cambridge. Contrajo matrimonio en dos oportunidades: la primera fue con Jane Wayline, mientras cursaba los estudios universitarios. Posteriormente, estuvo casado hasta 2007 con Elaine Mason. En cuanto a su carrera académica, Hawking obtuvo 15 títulos entre los que figuran el posdoctorado en Física Teórica y Cosmológica.  
- Algunos de sus libros: entre las publicaciones más vendidas aparecen “Breve historia del tiempo” (editado en 1988 y con más de 25 millones de ejemplares vendidos), “La teoría del todo” (2002), “Brevísima historia del tiempo” (una versión simplificada de su primer libro, publicada en 2005), “El origen del universo” (2012) y “Breve historia de mi vida” (2013), que funciona a modo de biografía.
- Referencias en cine y televisión: Hawking también fue un ícono de la cultura popular con sus diversas apariciones televisivas. Participó en  “Star Trek”, “The Big Bang  Theory”, “Futurama”, “Los Simpson” y “Los Padrinos Mágicos”. Además narró sus teorías en más de 72 series documentales, como “La historia del universo”, “Maestros de la ciencia ficción”, “Time travel: the next frontier” y “El universo de Stephen Hawking”.  
- Distinciones: en 1974 fue elegido miembro de la Royal Society de Londres. Obtuvo diferentes menciones, como la medalla de Albert Einstein (1979) y la medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica (1985). También, entre los premios recibidos por sus estudios científicos figura el premio Naylor concedido por la Sociedad Matemática de Londres (1999) y el premio Especial de Física Fundamental (2012).


> El perfil de un excepcional científico 
- El protagonista: nació el 8 de enero de 1942 en Oxford (Inglaterra) y murió en Cambridge. Contrajo matrimonio en dos oportunidades: la primera fue con Jane Wayline, mientras cursaba los estudios universitarios. Posteriormente, estuvo casado hasta 2007 con Elaine Mason. En cuanto a su carrera académica, Hawking obtuvo 15 títulos entre los que figuran el posdoctorado en Física Teórica y Cosmológica.  
- Algunos de sus libros: entre las publicaciones más vendidas aparecen “Breve historia del tiempo” (editado en 1988 y con más de 25 millones de ejemplares vendidos), “La teoría del todo” (2002), “Brevísima historia del tiempo” (una versión simplificada de su primer libro, publicada en 2005), “El origen del universo” (2012) y “Breve historia de mi vida” (2013), que funciona a modo de biografía.
- Referencias en cine y televisión: Hawking también fue un ícono de la cultura popular con sus diversas apariciones televisivas. Participó en  “Star Trek”, “The Big Bang  Theory”, “Futurama”, “Los Simpson” y “Los Padrinos Mágicos”. Además narró sus teorías en más de 72 series documentales, como “La historia del universo”, “Maestros de la ciencia ficción”, “Time travel: the next frontier” y “El universo de Stephen Hawking”.  
- Distinciones: en 1974 fue elegido miembro de la Royal Society de Londres. Obtuvo diferentes menciones, como la medalla de Albert Einstein (1979) y la medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica (1985). También, entre los premios recibidos por sus estudios científicos figura el premio Naylor concedido por la Sociedad Matemática de Londres (1999) y el premio Especial de Física Fundamental (2012).


> En primera persona

- “Tengo un objetivo simple: quiero saber de dónde viene el universo, cómo y por qué comenzó y cómo terminará”. 

- “La vida sería trágica si no fuera graciosa”.

- “Considero que el cerebro es una computadora que dejará de funcionar cuando fallan sus componentes. No hay cielo ni vida para las computadoras destruidas, esa es una historia de hadas para las personas que temen a la oscuridad”. 

- “Las personas tranquilas y silenciosas son las que tienen las mentes más fuertes y ruidosas”.                       

- “Limitar la atención a cuestiones terrestres sería limitar el espíritu humano. El mayor enemigo del conocimiento no es la ignorancia, sino la ilusión del conocimiento”.

- “La inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio”. 

- “El peligro radica en que nuestro poder para dañar o destruir el medio ambiente o a nuestros pares, aumenta a mucha mayor velocidad que nuestra sabiduría en el uso de ese poder”. 

- “No es bueno ponerse furioso si te quedas atascado. Lo que yo hago es seguir pensando sobre el problema pero trabajar en otra cosa. A veces se necesitan años antes de que vea el camino. En el caso de la pérdida de información y agujeros negros, fue 29 años”.

- “Creo que todo el mundo debería tener un panorama general de cómo opera el universo y nuestro lugar en él. Es un deseo básico humano. Y también pone nuestras preocupaciones en perspectiva”.                                      

- “No tengo miedo a la muerte pero tampoco tengo prisa”.                                                                                                                                    



Comentarios