El séptimo arte continúa enamorado del deporte

06 Mar 2018
1

FELIZ. Kobe Bryant, estrella de la NBA, ganó un Oscar el domingo. Reuters

LOS ÁNGELES.- A lo largo de la historia el cine y el deporte formaron una exitosa sociedad. Películas como “Rocky”, “Invictus” o “Moneyball” fueron reconocidos con la estatuilla dorada por la Academia. La edición numero 90 de los Oscar no iba a ser la excepción.

El domingo Kobe Bryant, ex estrella de la NBA, se llevó el galardón al mejor cortometraje de animación por “Dear Basketball” basado en su historia. El caso del mayor anotador de Los Angeles Lakers no iba a ser el único de la noche.

El deporte tiene en sus páginas historias buenas y malas. Dos de sus historias oscuras estuvieron presente también en la noche. Una en el momento de conocer a las nominadas a mejor actriz: Margot Robbie fue nominada por representar a Tonya Harding en la biopic de ex patinadora sobre hielo estadounidense que en 1994 fue vetada de la Asociación de Patinaje Artístico de EE.UU por haberse declarado culpable del ataque a Nancy Kerrigan, otra patinadora de ese país. El otro capítulo oscuro fue el representado por el documental “Ícaro” que ganó su terna. El primer Oscar de Netflix destapó todo el escándalo de dopaje ruso al mundo enseñando el accionar de estos para sortear los controles en Sochi 2014. Después de la premiación los políticos rusos volvieron a poner en duda la credibilidad del documental. “Estuvo motivado políticamente”, señaló el presidente del comité de deportes en el Parlamento ruso, Mijail Degtiariov. (DPA y Especial)

En Esta Nota

Kobe Bryant
Comentarios