Todos usarán el premio para refaccionar sus viviendas

Tres mujeres y un varón, que viven en Villa Mariano Moreno, Banda del Río Salí y la capital, ganaron el pozo acumulado y cada uno se llevó $ 100.000 que destinarán al hogar

23 Feb 2018
1

AFORTUNADOS. Junto a sus familiares, los cuatro ganadores posan después de haber recibido sus cheques. la gaceta

El pozo vacante del entretenimiento de los Números de Oro de LA GACETA, que había alcanzado los $ 400.000, se distribuyó entre cuatro ganadores: dos de Banda del Río Salí, una de capital y uno de Villa Mariano Moreno.

Los cuatro, felices y acompañados de familiares, se presentaron ayer en nuestro diario para cobrar su premio.

El mayor

Víctor Felipe Gramajo es el único varón y el decano entre los ganadores: tiene 82 años y se da el lujo de presumir de que anda en bicicleta todos los días y de que no necesita anteojos, ni siquiera para leer.

Está casado hace 60 años con Marta Nélida Escobar con quien tuvo siete hijos que les dieron 45 nietos y 42 bisnietos.

Se confesó un “fanático” de LA GACETA, que compra todos los días para estar informado. Y de allí que se hizo un seguidor incondicional del entretenimiento de los Números de Oro.

Consultado sobre qué hará con el dinero del premio, Gramajo responde: “algunas refacciones a la casa y ayudar a los hijos, al que más necesite”.

Tarjeta asegurada

María Ester Navarro, de Villa Angelina, también casada y con cuatro hijos, 11 nietos y dos bisnietos, ya tiene destino para parte del dinero que ha ganado. “Una de mis nietas está por cumplir los 15 años, así que algo va a ir para ella, para su fiesta”, aseguró. El resto -dijo- lo empleará en hacer algunos arreglos en la vivienda que comparte con su marido.

“Afortunadamente, la única deuda que tengo es con Dios, que me ha dado muchas cosas y que también me ha hecho ganar este premio”, afirma. Y agrega: “también le quiero dar las gracias a mi marido por haberme vendido la tarjeta ganadora”. Ocurre que el esposo, Francisco Arellano, tiene un puesto de venta de diarios en la esquina de avenida Roca y La Rioja. Así que María Ester tiene su tarjeta asegurada todas las semanas.

Para la escuela

Cristina del Valle Salas, de Banda del Río Salí, tiene dos hijos, uno que está ingresando en la secundaria y otra que va a segundo grado.

“El dinero me viene muy bien para hacer las compras de comienzo de clases, que generan un gasto tan grande”, comenta, agradecida.

“Aparte de eso, quiero invertir un poco en mi casa, para mejorarla. Necesita algunas refacciones. Y, por supuesto, el fin de semana voy a hacer un asado, tranquilo, para la familia”, anuncia.

Cristina llena la grilla de los Números de Oro todas las semanas. “No me pierdo ninguna tarjeta”, afirma y comenta que sus hijos la ayudan a completarla.

Pequeños gustos

Gladys Noemí Garnica, también de Banda del Río Salí, es soltera y vive con su familia. El dinero del premio ya tiene destino: arreglar la casa.

Admite que, por supuesto, se comprará algunas cosas para ella, para darse pequeños gustos. “Pero lo importante es arreglar la casita”, asevera.

Como ninguno de los ganadores es usuario de Tarjeta Sol, del Banco Santiago del Estero, no duplicaron el premio, de manera que cada uno se llevó $ 100.000.

Comentarios