La seguridad en Río estará militarizada hasta fin de año

El Senado ratificó el decreto de Temer

22 Feb 2018
1

INCERTIDUMRE. Aún hay dudas sobre la implementación de la intervención. reuters

BRASILIA.- En la madrugada de ayer, el Senado de Brasil aprobó el decreto del presidente Michel Temer que les da a las Fuerzas Armadas el control de la seguridad pública en el estado de Río de Janeiro. La medida, dictada el viernes por el mandatario, había sido respaldada el martes por la Cámara de Diputados. En la Cámara Alta, fue ratificada con 55 votos a favor, 13 en contra y una abstención.

Así, hasta el 31 de diciembre de 2018, cuando termina el mandato de Temer, la seguridad de Río estará militarizada, para enfrentar la escalada de violencia. En 2017, ese Estado sufrió 40 muertes violentas cada 100.000 habitantes, la cifra más alta desde 2009. Además, fueron registrados 230.450 robos.

El general Walter Souza Braga Netto, máximo líder del Comando Militar del Este y uno de los responsables de la seguridad durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, es el interventor designado para liderar tanto las policías locales como el Cuerpo de Bomberos y el Sistema Penitenciario estatal.

Todavía existen muchas dudas respecto de la implementación de la intervención. Circulan diferentes versiones en la prensa respecto de un pedido del Ejecutivo a la Justicia para que posibilite la búsqueda colectivas de sospechosos.

Por ahora, esos mandatos sólo pueden ser expedidos para una vivienda, pero, de confirmarse la versión, podrían ser usados para requisar una manzana completa.

Ante la incertidumbre, el ministro de Defensa, Raúl Jungmann, aclaró que no habra “carta blanca” para los militares. Pero según informa el diario “O Globo”, en una reunión con Temer, el comandante del Ejército, Eduardo Vilas Boas, le habría pedido al presidente “garantías” para los militares. “Son para no enfrentar, en 30 años, una nueva Comisión de la Verdad, por lo que vamos a enfrentar en Río”, habría pedido el uniformado.

La Comisión de la Verdad investigó entre 2012 y 2014 las violaciones a derechos humanos ocurridas en Brasil entre 1946 y 1988, durante la a dictadura militar. (DPA)

Comentarios