Dietas rápidas: planes que sólo funcionan en el corto plazo - LA GACETA Tucumán

Dietas rápidas: planes que sólo funcionan en el corto plazo

Los regímenes de moda suelen tener un efecto rebote con el tiempo

14 Feb 2018

Las llaman dietas mágicas. Prometen mucho en poco tiempo. Algo más que tentador para esta época del año en la que sobran argumentos: las vacaciones quedaron atrás y aún tenemos esos kilos que sumamos. Cada vez más personas buscan los regímenes de moda, que se caracterizan por las pocas calorías ingeridas y la eliminación de grupos enteros de alimentos, como harinas, azúcares y lácteos. En general, prometen un descenso muy rápido de peso. La mayoría de los médicos no las recomiendan, pero gozan de la popularidad que les dan las redes sociales y algunos famosos que muestran los resultados del sacrificio.

Cetogénica, proteica, del metabolismo acelerado, détox o ayuno líquido son algunos de los planes alimentarios que están haciendo un boom por estos días. Hasta tienen grupos de autoayuda en la red, donde se dan consejos y los seguidores muestran su progreso.

Eliana María Rodríguez, licenciada en nutrición, sostiene que estas dietas de moda no son la mejor forma de perder peso y mantenerlo. Igualmente si un paciente llega con la inquietud, ella no les dice que no las hagan. “Prefiero orientarlos y que ellos mismos se den cuenta de que la mejor opción es bajar de peso más lentamente, comiendo sano y haciendo ejercicio”, resaltó.

El hecho de descender rápido de peso en poco tiempo es el imán de estas dietas, sostiene Rodríguez. Comenta que es muy difícil que se puedan sostener por más de 30 días. Otra cosa que les atrae a los seguidores es que estos planes suelen estar divididos en fases lo que hace que sean muy atrapantes desde el punto de vista psicológico: se van cumpliendo etapas que van de muy restrictivas a otras más placenteras. Eso motiva, además del hecho de que se baja de peso rápido.

Deshidratación

“Son efectivas y llevaderas en el corto plazo, pero es imposible mantenerlas. El descenso de peso se produce principalmente por deshidratación. Cuando el paciente vuelve a su a su alimentación normal recupera el peso”, destaca Rodríguez.

¿Cómo reconocemos las dietas “milagro”?, le preguntamos. “Se basan en reducir drásticamente las calorías. Es todo régimen que no cumple con los parámetros generales de hacer cuatro comidas diarias, de incorporar todos los grupos de nutrientes, de tomar líquido antes del almuerzo y cena, y hacer actividad física. Dejar de comer un grupo de alimentos no es saludable”, precisa.

El médico nutricionista, Francisco D’Onofrio, referente del programa provincial de obesidad, tampoco está de acuerdo con las dietas de moda porque prohíben algunos alimentos comunes de nuestra rutina, que son saludables, como pueden ser los lácteos.

Advertencias

“En algunas cosas estoy a favor de la dieta del metabolismo acelerado, como por ejemplo el hecho de que no incluye harinas ni alimentos procesados ni azúcar; utiliza el azúcar presente en frutas y verduras. No comparto el hecho de que la dieta se haga en fases. En el fondo, con cualquier plan, si no se modifican hábitos alimentarios y de actividad física a largo plazo, la persona recupera su peso inicial”, evalúa. Y precisó que estas dietas se deben hacer sí o sí bajo supervisión de un profesional experto.

En cuanto a los planes que incluyen sobres, preparados especiales y suplementos proteicos o de aminoácidos, los especialistas recomiendan que se haga siempre bajo supervisión de un profesional capacitado en eso específicamente.

“Hay muchas mezclas que contienen hidratos de carbono y esto juega en contra a la hora de perder peso”, sostiene Rodríguez. Y aclara que estos planes son muy costosos y pueden aislar socialmente a las personas. “Nadie va a una reunión con un sobrecito o barrita de comida. La idea es hacer una dieta para aprender a comer, no sólo para bajar de peso”, concluye.

Críticas de los nutricionistas 
Cetogénica:
“Incluye muchas carnes (entre ellas procesadas) y muy pocas frutas y verduras. Es muy restrictiva, difícil de seguir a largo plazo”.
Proteica: 
“Tiene como base la ingesta de proteínas. En una primera etapa sólo se pueden comer alimentos ricos en proteínas, luego se agregan las verduras de forma alternada. Una vez que se llegó al objetivo deseado se deben incorporar poco a poco alimentos ricos en carbohidratos y finalmente se come todo lo que se eliminó en un principio. Los resultados pueden variar de persona a persona. Es muy difícil de sostener en el tiempo”.
Détox: 
“Es un plan de alimentación bajo en hidratos de carbono que se basa en la ingesta de jugos, infusiones, frutas y verduras crudas. El objetivo es “desintoxicarse” restringiendo la ingesta de comidas con porcentajes altos de azúcares y grasas. Lo malo es que algunos días únicamente se consume eso”.
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (12140684)============
“me estanqué”
“lo mejor es aprender
a alimentarse”
“Hice la dieta proteica, pero no la recomendaría. Básicamente se trata de consumir sólo proteínas los primeros tres o cinco días. Comía clara de huevo, queso y carne. Todo magro. Y después de eso empezás un día con ensalada y carne y otro día sin, y así hasta que llegás al peso ideal. Después teóricamente el resto de tu vida tenés que hacer un día a la semana de dieta proteica. Los primeros días bajás un montón. Pero conozco mucha gente que después de haber adelgazado con esta dieta volvió a aumentar. Creo que la mejor manera de bajar de peso es aprender a alimentarse, que puedas comer de todo y tener una vida balanceada. Con esta dieta bajé cinco kilos, pero después me estanqué. Y no me sentía bien 100%. Porque el cuerpo necesita de otras cosas, no sólo proteínas. Aprendí que lo mejor es ir a un nutricionista, buscar ayuda psicológica especializada en trastornos alimentarios porque la comida puede ser una adicción. Ahora me siento de 10; me encanta comer bien y sano. Es más, hoy la comida frita o la que es poco saludable me cae mal”. (Carolina Uribe, 28 años, licenciada en Marketing)
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (12140683)============
por etapas
“bajé 25 kilos en total,
10 el primer mes” 
“Quería bajar de peso y rápido porque nunca había estado tan gorda. Había probado todas las dietas y ninguna me servía. Tenía mucha voluntad, pero no veía resultados. Con el metabolismo acelerado el primer mes bajé 10 kilos. En total, en cinco meses de tratamiento, 25. Creo que esta la seguí al pie de la letra porque es práctico hacerla; es ordenada y vas por etapas. Seguí una alimentación a base de frutas, claras de huevo, sin harinas ni lácteos. Estoy muy feliz con los resultados y no me siento débil, tampoco tuve efectos rebote por ahora”, cuenta Roxana L., de 37 años. Para ayudarse, forma parte de un grupo de Facebook para seguidores del metabolismo acelerado, plan ideado por la nutricionista norteamericana Haylie Pomroy.
Dividida en tres fases que se aplican de lunes a domingos y que deben repetirse a lo largo de cuatro semanas, la dieta es furor en el país.
Los nutricionistas sostienen que si bien incluye muchos alimentos saludables, es muy reestrictiva, especialmente por el hecho de plantearse en fases. A largo plazo no es efectiva, sostienen.

Críticas de los nutricionistas 

Cetogénica:
“Incluye muchas carnes (entre ellas procesadas) y muy pocas frutas y verduras. Es muy restrictiva, difícil de seguir a largo plazo”.

Proteica: 
“Tiene como base la ingesta de proteínas. En una primera etapa sólo se pueden comer alimentos ricos en proteínas, luego se agregan las verduras de forma alternada. Una vez que se llegó al objetivo deseado se deben incorporar poco a poco alimentos ricos en carbohidratos y finalmente se come todo lo que se eliminó en un principio. Los resultados pueden variar de persona a persona. Es muy difícil de sostener en el tiempo”.

Détox: 
“Es un plan de alimentación bajo en hidratos de carbono que se basa en la ingesta de jugos, infusiones, frutas y verduras crudas. El objetivo es “desintoxicarse” restringiendo la ingesta de comidas con porcentajes altos de azúcares y grasas. Lo malo es que algunos días únicamente se consume eso”.

“Me estanqué”

“Lo mejor es aprender a alimentarse”

“Hice la dieta proteica, pero no la recomendaría. Básicamente se trata de consumir sólo proteínas los primeros tres o cinco días. Comía clara de huevo, queso y carne. Todo magro. Y después de eso empezás un día con ensalada y carne y otro día sin, y así hasta que llegás al peso ideal. Después teóricamente el resto de tu vida tenés que hacer un día a la semana de dieta proteica. Los primeros días bajás un montón. Pero conozco mucha gente que después de haber adelgazado con esta dieta volvió a aumentar. Creo que la mejor manera de bajar de peso es aprender a alimentarse, que puedas comer de todo y tener una vida balanceada. Con esta dieta bajé cinco kilos, pero después me estanqué. Y no me sentía bien 100%. Porque el cuerpo necesita de otras cosas, no sólo proteínas. Aprendí que lo mejor es ir a un nutricionista, buscar ayuda psicológica especializada en trastornos alimentarios porque la comida puede ser una adicción. Ahora me siento de 10; me encanta comer bien y sano. Es más, hoy la comida frita o la que es poco saludable me cae mal”. (Carolina Uribe, 28 años, licenciada en Marketing)

Por etapas
“Bajé 25 kilos en total, 10 el primer mes” 

“Quería bajar de peso y rápido porque nunca había estado tan gorda. Había probado todas las dietas y ninguna me servía. Tenía mucha voluntad, pero no veía resultados. Con el metabolismo acelerado el primer mes bajé 10 kilos. En total, en cinco meses de tratamiento, 25. Creo que esta la seguí al pie de la letra porque es práctico hacerla; es ordenada y vas por etapas. Seguí una alimentación a base de frutas, claras de huevo, sin harinas ni lácteos. Estoy muy feliz con los resultados y no me siento débil, tampoco tuve efectos rebote por ahora”, cuenta Roxana L., de 37 años. Para ayudarse, forma parte de un grupo de Facebook para seguidores del metabolismo acelerado, plan ideado por la nutricionista norteamericana Haylie Pomroy.
Dividida en tres fases que se aplican de lunes a domingos y que deben repetirse a lo largo de cuatro semanas, la dieta es furor en el país.
Los nutricionistas sostienen que si bien incluye muchos alimentos saludables, es muy reestrictiva, especialmente por el hecho de plantearse en fases. A largo plazo no es efectiva, sostienen.

Comentarios