“La Policía de La Rioja mató a mi hermano como en la dictadura”

Dolor y reclamos de justicia en la despedida de los restos del cadete Emanuel Garay

13 Feb 2018
1

LOS FAMILIARES DEL CADETE GARAY. Hermanos del joven fallecido ayer en La Rioja: los Garay sostienen que Emanuel padeció apremios ilegales. radio fenix

LA RIOJA.- Vecinos de Portezuelo, de localidades vecinas y de la capital riojana despidieron al cadente Emanuel Garay, y reclamaron justicia durante la inhumación de sus restos. Garay, de 18 años, murió este sábado tras permanecer varios días en estado crítico debido al entrenamiento extremo al que fue sometido en la Escuela de Policía provincial. “La Policía mató a mi hermano como en la dictadura militar”, dijo Roque Garay. Y añadió: “lo llevaron a sesiones de tortura, ya que eso no fue un entrenamiento. Lo maltrataron, le pegaron, le dijeron barbaridades: a mi hermano lo mataron en su primer día de formación”, denunció.

Garay fue sepultado ayer en su pueblo natal -a 173 km al sur de la ciudad capital provincial-, en compañía de una multitud. Asistieron al sepelio el secretario de Derechos Humanos de la provincia, Delfor Brizuela, y el ministro de Educación a cargo de la cartera de Gobierno, Juan Luna.

Sin auxilios

Adrián Garay, otro de sus hermanos, expresó: “todos sabemos lo que le pasó a Emanuel. Recibió una instrucción salvaje, inhumana, que le costó la vida. Mi hermano no merecía lo que le pasó, no estaba haciendo nada malo. Fue a buscar su futuro y terminó muerto”. El muchacho añadió que al cadete no le habían brindado ni siquiera los primeros auxilios: “lo abandonaron durante media hora bajo el sol y nos molesta que se intente desviar todo porque ellos sabían muy bien que le estaban causando un daño”.

El caso del joven Garay conmovió y preocupó al país. El cadete fue internado junto a 12 compañeros con un diagnóstico de deshidratación, que luego confirmó la autopsia. Tras varios días de lucha, murió en la madrugada del sábado. Los estudios de las causas del deceso determinaron una falla multiorgánica provocada por la deshidratación.

La investigación del suceso con similitudes a la historia del soldado Omar Carrasco, que derivó en la eliminación del servicio militar obligatorio en la década de 1990, quedó en manos de la Justicia provincial. El fiscal general de La Rioja, Hugo Montivero, informó que habían identificaron a un grupo de cinco cadetes de grados superiores, de segundo y tercer año, que habrían participado en el entrenamiento cuestionado. Según detalló el funcionario a la prensa, estos cadetes colaboraron y participaron de algunas de las maniobras investigadas, pero quienes estaban a cargo de la instrucción física son los ocho imputados ya detenidos.

Respecto a lo ocurrido, Montivero consideró que hubo una “desproporcionada exigencia física” y que a las víctimas se les negó líquido para hidratarse. El Gobierno de La Rioja cerró durante 30 días de la Escuela de Policía y echó a sus autoridades. Además, el gobernador Sergio Casas separó de sus cargos al jefe de la Policía, Luis Páez, y al secretario de Seguridad, Luis Angulo. “Esto nos causa mucho dolor y como gobernador elegido por el mandato popular, no voy a permitir este tipo de hechos”, dijo el mandatario. (Télam)

Comentarios