La actriz de “Vértigo” se suma al #MeToo

13 Feb 2018
1

A SUS 85 AÑOS. Kim Novak vuelca sus sentimientos en sus pinturas

El movimiento #MeToo (Yo también) se expande cada vez más en las historias de acoso que sufrieron varias actrices de Hollywood. A estos reclamos se sumó Kim Novak (Marilyn Pauline Novak) ícono sexual de los años 50 y que hoy está cumpliendo sus 85 años. “No podía dejar de pasar el año sin compartir la necesidad de unirme al movimiento (#MeToo) a través de una nueva pintura (...). Porque tengo la necesidad de dejar salir las emociones que pueden dañar fácilmente el valor de uno”, comentaba Novak a fines de 2017 sobre las “épocas oscuras” de momentos vividos en los estudios de Hollywood.

La actriz volcó sus sentimientos en una pintura. “Tiempo del ajuste de cuentas” es el nombre de la obra, a la que Novak describe como un retrato simbólico de las denuncia de violencia y abusos: “un depredador sexual junto a la cara de una mujer que representa a los muchos que han sido acosados, una joven que no va a tomar más, y los pájaros para contar su historia”, describió.

“Me querían cambiar totalmente”, contó también en su página personal sobre las experiencias vividas en los estudios de cine. Ese habría sido uno de los motivos por los cuales Novak se retiró del cine en la década de los 90, y aunque en ese tiempo no denunció a sus acosadores, prometió no callar más.

A los 81 años en la gala de los Oscar de 2014, su aparición generó una ola de bromas respecto de su aspecto, ya que la actriz tenía operada la cara. Donald Trump formó parte de estos insultos, en su página de Twitter escribo: “Kim debería denunciar a su cirujano plástico”. Y aunque más tarde Trump dijo al “New York Times” que estaba arrepentido del comentario, la actriz le respondió en el programa de TV estadounidense “Inside Edition”: “Qué pena que los acosadores no piensen antes de romperse la boca”, y agregó que nunca estaría a favor del mandato del presidente Trump.

Un ícono del cine

Cuando Novak tenía 20 años, Harry Cohn, jefe de la Columbia, se fijó en su belleza y talento y la llevó al estrellato con su primera película “Pushover”. Como su nombre era Marylin el estudio decidió cambiarle a “Kim” para evitar confusiones con Marylin Monroe ya que ese mismo año la joven rubia protagonizaba la película “Niagara”. Novak tuvo el papel principal en películas como: “Me enamoré de una bruja”; “El hombre del brazo de oro y Pal Joey”, de Frank Sinatra. Y el film que la convirtió en la leyenda de las películas más taquilleras de Hollywood “Vértigo”. “Fue la película más importante de toda mi vida”, afirmó Novak.

En Esta Nota

Donald Trump
Comentarios