“El arte de las decisiones”, primer disco de estudio de Roadie

12 Feb 2018

Luego de un largo camino por los caminos de la música y escenarios compartidos con bandas de gran repertorio como Babasónicos, Bersuit, Catupecu Machu, Reyes del Falsete y Miss Bolivia, la banda tucumana Roadie lanzó su primer disco, “El Arte de las Decisiones”, que ya está disponible en Spotify, YouTube y Bandcamp.

El CD, que cuenta con siete temas (Ni pensar; Jugar con fuego; Destino; Sosfría; 2×3; Plástico y Smiths), comenzó a grabarse en 2017 en Bondi Estudio, de la mano de Luis Atance, Luis Gómez Salas y Gonzalo Fares; cuenta con la producción y mastering de Daniel Sales y la gráfica y fotografía de Paula Delic y Tito Artaza.

En el CD se notan, claramente, las influencias que en la banda marcaron grupos como The Strokes, Arctic Monkeys, The Libertines; fusionado con The Kooks, Two Door Cinema Club y The Last Dinosaurs.

Con un estilo pop e indie rock, las canciones relatan situaciones cotidianas que surgen en el día a día. En este punto, Sales indicó: “en la esencia de las canciones habita el devenir del espíritu en los actos diarios de determinación. El punto dinámico aquí se desenvuelve entre los extremos no lejanos de lo primario y lo supuestamente secundario en el alma de la persona. Sin ir más lejos, en el poder de cada uno de hacer de su mundo un lugar mejor, manejando correctamente el arte de las decisiones”.

La banda

El primer material que lanzaron fue un EP de tres canciones, “Diagonal Norte”, que resultó ser el que marcó -de allí en más- la unión de los cuatro integrantes: Franco Díaz González (voz y guitarra), Fausto Masucci (guitarra), Facundo David Roig (batería) y Julio Rainer Goitia (bajo).

Roadie nació a principios de 2012, con el sueño de Díaz y Masucci de dedicarse a la música. Por eso, el primer proyecto de la banda se llamó Spunkie, algo totalmente distinto al grupo actual.

Las canciones del grupo de jóvenes tucumanos, se caracterizan por tener un mensaje propio, personal y profundo. “Hay que trabajar para la música y para quien la recibe. Tiene que estar todo sobre la mesa en un estado de misticismo con las canciones. La nueva generación de la música tiene que tener todos los condimentos. ¿La posible ecuación? Sólo transparencia”, afirma González.

Comentarios