La colecta de sangre de cordón umbilical en Tucumán, por ahora, sólo se hace en el Hospital del Este

Desde 1996 funciona en el Hospital Garrahan, en Buenos Aires, funciona el Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical. Está bajo la dirección médica de Silvina Kuperma.

11 Feb 2018
1

LISTOS. El equipo que enseña, contiene y obtiene el tesoro de la sangre. LA GACETA / FRANCO VERA

Gracias al programa original, familias que estuvieran esperando un niño y tuvieran otro hijo con una enfermedad que se pudiera tratar con trasplante de médula ósea podían almacenar sangre del cordón del segundo bebé para curar el primero. Fue el primer gran hito. En 2005 comenzó el Programa Público, y desde hace más de 12 años las familias que dan a luz en centros adheridos al programa son invitadas a donar en forma altruista la sangre de cordón de su bebé. Esta pasa a formar parte del banco y queda a disposición de todo paciente que requiera trasplante de médula ósea y no cuente con un donante relacionado.

“En Tucumán, el Eva Perón es la única maternidad adherida al programa, que no solo es un reservorio de sangre sino que además permite ir construyendo el mapa genético de la Argentina”, destaca Elizabeth Ávila, directora del hospital. “De hecho, en el NOA tenemos algunos rasgos genéticos bastante particulares; y sangre de un bebé tucumano resultó compatible con un paciente australiano para quien no se conseguía en otro lado. Recibió el trasplante en Buenos Aires”, añade.

¿Replicar el modelo?

“En nuestro hospital, con política intensiva en donación y trasplante, el programa comenzó muy temprano. Somos una institución joven”, destaca Ávila.

“Implementarlo no es complicado; todos los insumos los aporta el Cucai, y no hace falta tecnología complicada. Sí recursos humanos capacitados y, por sobretodo, dispuestos a hacer más trabajo por el mismo sueldo”, aclara Natalia Médici, jefa del Servicio de Hemoterapia del Eva Perón.


OTRO testimonio   “me emociona pensar que mi hija y yo hemos podido ayudar a otros” Carolina Ocaranza ya tenía a Keila (hoy, de 10 años) cuando quedó embarazada de Liz (a chiquitita de la foto, hoy de 3 años). “Al empezar los controles prenatales en el hospital me contaron de la posibilidad de donar sangre de cordón, y que está sería usada para personas que sufren enfermedades, como la leucemia. La primera invitación me la hizo una técnica del servicio, y la entrevista, la doctora Médici, quien me sacó todas las dudas. De hecho, ese día estaba con Keila , y ella se había asustado con la propuesta; pero la doctora le explicó con mucha paciencia y de forma muy clara que no corríamos ningún riesgo, y que, en cambio, podíamos ayudar a otro bebé. Nos trajo paz. ¡Con tan poco, podíamos hacer mucho! Tuve a Liz por cesárea. La técnica que hizo la colecta estuvo conmigo desde que entré y se quedó durante la cirugía. Me sentí muy cuidada y, por supuesto, lo volvería a hacer. Me emociona pensar que puedo ayudar a otros que están sufriendo y lo necesitan. 


OTRO testimonio   

“Me emociona pensar que mi hija y yo hemos podido ayudar a otros” Carolina Ocaranza ya tenía a Keila (hoy, de 10 años) cuando quedó embarazada de Liz (a chiquitita de la foto, hoy de 3 años). “Al empezar los controles prenatales en el hospital me contaron de la posibilidad de donar sangre de cordón, y que está sería usada para personas que sufren enfermedades, como la leucemia. La primera invitación me la hizo una técnica del servicio, y la entrevista, la doctora Médici, quien me sacó todas las dudas.

De hecho, ese día estaba con Keila , y ella se había asustado con la propuesta; pero la doctora le explicó con mucha paciencia y de forma muy clara que no corríamos ningún riesgo, y que, en cambio, podíamos ayudar a otro bebé. Nos trajo paz. ¡Con tan poco, podíamos hacer mucho! Tuve a Liz por cesárea. La técnica que hizo la colecta estuvo conmigo desde que entré y se quedó durante la cirugía. Me sentí muy cuidada y, por supuesto, lo volvería a hacer. Me emociona pensar que puedo ayudar a otros que están sufriendo y lo necesitan. 

Células madre del cordón ¿qué son y por qué son las mejores? 

Las células madre son células que tienen la asombrosa capacidad de convertirse en muchos tipos de células diferentes del cuerpo. Funcionan como una especie de sistema de reparación para el cuerpo, pueden dividirse potencialmente sin límite para reponer otras células que se hayan dañado. Cuando una célula madre se divide lo hace asimétricamente y da lugar a dos células hijas; una tiene las mismas propiedades que la célula madre original y la otra adquiere la capacidad de diferenciarse en una célula específica, una célula muscular, un glóbulo rojo o una célula cardíaca...

Las del cordón umbilical tienen la ventaja de ser multipotentes, es decir, son capaces de diferenciarse en cualquier tipo de célula de su mismo origen embrionario; por ejemplo, pueden dar lugar a todos los tipos celulares del sistema inmune y de la sangre. Pero además, presentan baja inmunogenicidad (o sea que hay pocas probabilidades de rechazo), no tienen virus, se obtienen de manera sencilla sin provocar dolor ni dilemas éticos, y el número de células obtenidas es mayor que el de médula ósea.


LO QUE SE VIENE 

Cada vez más se prueban células madre para tratar diferentes enfermedades “Las células madre de cordón tienen beneficios probados en trasplantes para tratar patologías hematológicas. Pero lo interesante no es lo que está probado sino lo que está siendo estudiado: cada vez hay más protocolos de investigación que usan células madre para diferentes enfermedades neurológicas, cardiológicas, y también para cirugía estética y reparación de tejidos”, destacó en entrevista con Télam Diego Fernández Sasso, pediatra, hematólogo y presidente de la Asociación de Bancos de Células Madre.

“En nuestro país se están llevando a cabo varios estudios con células madre, uno en la Maternidad Sardá (Maternidad Pública de la Ciudad de  Buenos Aires), usando células madre de cordón para niños que nacen con problemas neurológicos.  - ¿Si un adulto no realizó al momento de su nacimiento criopreservación de sus células, es posible que pueda recibir una donación? - Se están realizando tratamientos experimentales en enfermedades neurológicas usando células madre donadas para evaluar su efectividad.

Los primeros resultados concuerdan en con que no parece haber riesgo para quienes lo utilicen, algo que empieza a romper un paradigma que la medicina tiene muy establecido, que las células tienen que ser compatibles 100 %. Estos protocolos muestran que la compatibilidad para pacientes no inmunosuprimidos no requeriría ser tal, con lo cual se podrían utilizar células de un donante. Eso sí, actualmente, en la Argentina no existe legislación al respecto. 

En Esta Nota

Banda del Río Salí
Comentarios