Japón pone la lupa en las monedas virtuales

10 Feb 2018

El regulador financiero japonés empezó a inspeccionar y verificar los sistemas de seguridad de las sedes de las casas de cambio de criptomonedas que operan en el país tras el robo masivo perpetrado contra Coincheck. Coincheck es un servicio de billetera y cambio de bitcoin con sede en la capital nipona que opera intercambios entre bitcoin / ether y monedas fiduciarias en Japón, y transacciones y almacenamiento bitcoin en algunos países del mundo.

Las autoridades japonesas buscan reforzar el control sobre los mercados de criptomonedas después de que Coincheck sufriera el mayor ataque informático hasta ahora en el sector, en el que desaparecieron 523 millones de unidades de la moneda digital NEM valoradas en 530 millones de dólares.

El ciberataque, cometido a fines de enero, reabrió el debate en Japón sobre la necesidad de regular estos mercados y cómo hacerlo, ante la popularidad que han cobrado a nivel mundial.

Las inspecciones realizadas por la Agencia de Servicios Financieros de Japón (FSA, por sus siglas en inglés) tienen la finalidad de “examinar sus sistemas de gestión interna, incluida la gestión de riesgos”, reveló el ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, quien explicó que las autoridades ya examinaron “múltiples operadores” en declaraciones por el diario financiero Nikkei, citado por EFE.

La FSA decidió proceder con las inspecciones tras revisar el informe sobre gestión de riesgo que pidió a los 32 operadores de monedas digitales del país, incluido Coincheck, para conocer sus medidas para proteger los activos de sus clientes, explicó Aso. El organismo ya registró el viernes pasado la sede de Coincheck en Tokio para investigar su situación financiera a raíz del ciberataque y comprobar si tiene los recursos suficientes para reembolsar las pérdidas a los afectados, como prometió sin precisar el momento. Japón es el segundo país del mundo con mayor volumen de mercado de criptomonedas. (Télam)

Comentarios