Temperley será el primer test de Atlético

El Deca está formado para explotar virtudes y corregir errores.

29 Ene 2018
1

A JUGAR. Zielinski, que dirigirá por primera vez en la Libertadores, espera que Atlético inicie victorioso el año.

Es momento de salir a jugar por los puntos, de salir a construir el futuro. Atlético dará hoy su paso inicial en la reanudación de la Superliga y debe hacerlo con firmeza, tras una pretemporada que sirvió para corregir viejos errores pero que aún no mostró lo que el cuerpo técnico de Ricardo Zielinski pretende: un equipo compacto, solidario, preciso e impiadoso.

Temperley, el visitante de hoy a las 19 en el Monumental será, entonces, la primera gran prueba de un “Decano” en cuya mochila de exigencias no sólo se limita al torneo local. También aplica a la Libertadores y entre uno o dos encuentros por Copa Argentina, dependiendo si gana o queda eliminado.

Tiene una agenda cargada de partidos y presiones Atlético, entre abril y mayo. Mejorar la producción de 2017 es un desafío y, a su vez, una carga emocional para un grupo aggiornado respecto a cuando se formó meses atrás.

“Nos conocemos y eso ya es una ventaja”, reconoce Jonathan Cabral, uno de los refuerzos del semestre pasado que fue de menos a más hasta consolidarse como el zaguero central derecho titular.

A priori, la versión 2018 de Atlético se ha potenciado con los arribos del arquero Augusto Batalla, el defensor Andrés Lamas, el volante central Nery Leyes y los delanteros Leandro Díaz y Javier Toledo. Ahora debe ratificarlo en cancha, mientras va partido a partido.

La Libertadores es una tentación reconocida, sin embargo, el podio de metas “decano” está direccionado a la Superliga. “Nos faltan puntos para que nuestra permanencia esté asegurada, por eso tenemos que ser fuertes dentro y fuera de casa”, dice Cabral, que toma esta ventana de juegos sin Copa como claves.

Esto, porque en este lapso previo al choque con Libertad, el próximo 13 de marzo en 25 de Mayo y Chile, Atlético se las verá con el “Gasolero”, Banfield, San Martín de San Juan, Argentinos y Tigre, todos enemigos directos en la batalla por la permanencia. “Trataremos de hacer las cosas bien para que cuando lleguen los partidos de la Copa estemos firmes”, se ilusiona Cabral. Que así sea, entonces.

Comentarios