Los opositores Zelaya y Cerúsico cuestionaron al peronista, y lo tildaron de alperovichista

“No es un interlocutor válido”, ironizaron.

26 Ene 2018
1

DIÁLOGO CON VECINOS. Los concejales García, Zelaya, Cerúsico y Albornoz Piossek durante una recorrida por el barrio San Eduardo.

Más allá de que valoraron la mesa de diálogo entre los concejales, los opositores al intendente Mariano Campero, Benjamín Zelaya y Lucas Cerúsico, continúan sin reconocer como válida la sesión en la que la mitad de los concejales renovaron la mesa de autoridades del Concejo Deliberante de Yerba Buena.

“(Héctor) Aguirre actúa como un camaleón. Lamentablemente el concejal alperovichista no valora la mesa de diálogo que construyó el vicegobernador Osvaldo Jaldo para lograr una instancia superadora a los conflictos en el municipio”, cuestionó el radical Zelaya al peronista “Pilón” Aguirre, quien asumió como presidente del cuerpo en una sesión del 21 de diciembre, que se inició con sólo cinco concejales.

Los ediles opositores a la Intendencia criticaron duramente a la sociedad entre peronistas y macristas que buscan normalizar la actividad en el Concejo. Los concejales de Yerba Buena se encontraban entrampados en un conflicto político durante todo el 2017, en el que suspendieron una docena de convocatorias a sesión. En el conflicto, no podía asumir en su banca Rodolfo Aranda, sucesor de Lisandro Argiró (había asumido como secretario de Gobierno). Tras una cadena de convocatorias extraordinarias, finalmente sesionaron los peronistas Aguirre y Walter Aráoz, junto a los macristas Marcelo Rojas, Javier Jantus y José Macome, para renovar la mesa directiva.

“’Pilón’ es parte del problema y no de la solución en Yerba Buena. No es un interlocutor válido alguien que cambia de colores según la ocasión, como camaleón”, ironizó Zelaya.

Cerúsico, que integra el espacio político de Zelaya, acusó a Aguirre de querer avasallarlos institucionalmente. “Tengo muchas esperanzas de que la mesa de diálogo nos permita organizar una agenda de trabajo para resolver los problemas de la gente”, explicó el edil. Y agregó: “la nostalgia alperovichista que demuestra Aguirre, de querer permanentemente atropellarnos como hacía el ex gobernador José Alperovich no es positiva y no suma en el camino del diálogo iniciado por la convocatoria de Jaldo”.

Zelaya, quien ocupó la presidencia del Concejo yerbabuenense durante 2017, criticó a Aguirre por integrar el gabinete del anterior intendente de la ciudad, Daniel Toledo: “los vecinos están muy preocupados por la inseguridad en la ciudad y ahora se le suma la incertidumbre de tener a Aguirre a cargo de la intendencia, porque es como tener un cocodrilo debajo de la cama; puede pasar cualquier cosa. A eso lo sabe muy bien (el ex intendente) Toledo que lo tuvo de secretario de Gobierno durante su gestión”.

Comentarios