Lluvia en Tucumán: temores y reclamos

26 Ene 2018
1

Inundación en Ranchillos. FOTO LA GACETA/ DIEGO ARÁOZ.

En plena noche- Los evacuados fueron trasladados desde las 21 hasta la medianoche en medio de la tormenta, en vehículos de los bomberos y de las municipalidades de Banda del Río Salí y de Alderetes.

Inseguridad-Muchos vecinos decidieron no ser evacuados por temor a dejar sus casas solas y sufrir robos. En la mayoría de los casos las mujeres con los niños fueron refugiados.

No se emplearon escuelas- Esta vez otras instituciones públicas refugiaron a los inundados de la zona este del Gran San Miguel de Tucumán: el hospital Eva Perón y la Dirección de Deportes de Alderetes. Según las autoridades, esto se debió a que los grupos evacuados eran de pocas personas.

Dos paredones sin dueño.- Hace tres años, cuentan los vecinos del barrio Nueva Esperanza, se construyeron paredones en medio del canal y quedaron “como incrustados”. Eso provoca, en días de lluvias intensas, que el canal rebalse e inunde las casas de los alrededores. Luego de innumerables reclamos, empleados de la Municipalidad fueron ayer al lugar y empezaron a romper los muros de cemento.

Comentarios