Censurable flexibilidad con los motociclistas

22 Ene 2018

Se la encuentra en todos lados, pero en Tucumán parece haber sido seducida particularmente por las dos ruedas. En esta geografía, la desgracia prefiere movilizarse en motocicleta, tal vez porque conoce que los tucumanos tienen poco aprecio por la vida. Desde hace varios años, los motociclistas engrosan las estadísticas de lesionados y muertos viales.

En octubre pasado, difundimos cifras oficiales, que indican que de los 17.800 involucrados en accidentes este año, el 80% (unos 14.240) eran motociclistas. A su vez, el 80% de esos conductores (unos 11.400) circulaban sin casco; 1.040 niños accidentados iban en moto. La subsecretaria provincial del Ministerio de Salud señaló que en 2017 llegaron 742 niños accidentados en la vía pública al Hospital del Niño Jesús. De esa cifra, tres presentaban politraumatismos graves y fallecieron. “Tenemos los casos de un niño de cuatro años y de otro de 13 que murieron a causa de un accidente en moto. También un pequeño de cuatro años que fue chocado por un automovilista... es probable que existan muchos más por fuera de los hospitales”, dijo.

En junio de 2014, se difundió un estudio de dos médicos que se desempeñaban en la Unidad de Patología Espinal del Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Padilla. Se indicaba que el 88% de los motociclistas lesionados no empleaba casco y el 91% de los automovilistas no llevaba puesto el cinturón de seguridad. En la mayoría de los accidentes, el 65% de los pacientes estaba alcoholizado. El informe “Epidemiología de la lesión medular traumática”, que ganó el primer premio en un Congreso Argentino de Traumatología y Ortopedia, observaba que los accidentes de motos habían sido la principal causa de lesión medular traumática (36%); las caídas en altura (29%) se ubicaban en segundo lugar, luego los accidentes en automóviles (23%), la agresión física (6%), las lesiones deportivas (4%) y los atropellados por un auto (2%).

El subsecretario de la Dirección de Tránsito de San Miguel de Tucumán manifestó que se suele aplicar la normativa a los infractores, pero reconoció que no en todos los casos se sanciona a quienes circulan de a tres o cuatro en una moto. “Hay otros casos donde entendemos que estas personas van a un sanatorio o al hospital. Tenemos que contemplar el contexto en el cual se produce la infracción”, sostuvo.

En el último lustro, el parque automotor se ha incrementado notablemente, en especial, el de las motos, así como la cantidad de accidentes. Se estima que ocurren entre 20 y 30 episodios diarios en la capital.

En 2013, un funcionario del Departamento de Educación Vial de San Miguel de Tucumán dijo que muchos de los conductores son menores de edad. “No saben conducir, y de todas formas los padres se las prestan. Un 60% de los accidentes de tránsito en San Miguel de Tucumán son protagonizados por menores en moto”, afirmó.

Quien adquiere una motocicleta debe saber todo lo necesario, antes de empezar a rodar: patentamiento, sacar la licencia de conducir, así como los requisitos obligatorios: no pueden llevar más de dos personas, usar casco, etcétera. Si no lo hace, esté dirigiéndose a un hospital o no, será un infractor; su contexto social no lo libera de cumplir con la norma y la autoridad tiene la obligación de sancionarlo. La ley debe ser igual para todos, si ello no ocurre, se la está violando y pierde su sentido.

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios