Con el botiquín completo podés viajar en paz

No sólo para casos de emergencia, también por los controles en la ruta. Que esté siempre a mano

16 Ene 2018
1

CRUZ ROJA. Asegurate de que tenés todo lo que puedas necesitar. static.guiainfantil.com

Si nos vamos de paseo, no importa si por un mes o por unas horas, lo mejor es ser precavidos, especialmente si la salida incluye chicos. Teniendo mucho cuidado de no ser alarmistas en exceso, siempre conviene mantener listo un botiquín para emergencias. Por lo demás, tené en cuenta que es uno de los requisitos que debe cumplir cualquiera que maneje un auto por las rutas.

La idea es que las emergencias no nos sorprendan indefensos. Según los consejos de salud de la Mayo Clinic, lo primero que hay que tener en cuenta, aunque parezca de Perogrullo, es que el botiquín esté guardado en un lugar accesible (¡y no debajo de todas las valijas!); y si los chicos tienen edad suficiente como para comprender su propósito, que ellos sepan también dónde está. Pedirles -con éxito- “alcanzame el botiquín” puede ser una gran ayuda.

Qué colocar dentro

En términos generales, conviene llevar alcohol en gel y dos o tres pares de guantes de quirófano, para asegurarse de que al curar heridas las manos no sean fuente de infección.

Luego se habrá de incluir, por un lado, todo lo que tenga que ver con heridas o quemaduras; por otro, los medicamentos que habitualmente necesita el grupo familiar, y los que pueden hacer falta en casos de emergencia. Aquí ofrecemos un listado de remedios básico, pero lo mejor es consultar con el médico antes de salir. Por ejemplo, lo que aquí es de venta libre puede no serlo en otros lugares. En tercer lugar, conviene agregar elementos que ayudarán en caso de eventos inesperados: una linterna (asegurarse de que las pilas estén en buen estado); un cargador de celular que se pueda conectar al encendedor del auto; alfileres de gancho, un termómetro; un alicate...

Para guardar todo hay que elegir un bolso o maletín espacioso, resistente, liviano y de fácil apertura. Si tiene varios compartimientos, mejor. Otra opción práctica son las cajas de plástico duro con asas, como las que se usan para guardar herramientas.

Tampoco se debe olvidar los números de teléfono de emergencia: información de contacto del médico de cabecera y del pediatra, los servicios de emergencia locales y los proveedores de atención de emergencia en la ruta.

En Esta Nota

Verano 2018
Comentarios