Cuatro claves para lucirse en la última mesa del año

Espejos, flores naturales, blanco y metalizados son los elementos y colores que “vestirán” de la mejor manera la cena de Año Nuevo

27 Dic 2017
3

PROPUESTA 1. Vidrios, velas, luces y peras doradas; es una idea de Diego Jurao, con objetos de GG. GENTILEZA DE DIEGO JURAO

El año se despide con todo y, como los festejos se centran en la mesa, la decoración no debería quedar al azar. Un decorador y una florista comparten propuestas y detalles para que la última cena del año sea todo un éxito y los invitados se sientan agasajados, como corresponde.

Blanco, crudo, dorado, madera y objetos que refracten la luz son las claves para “poner la última mesa de 2017”, según el diseñador de interiores tucumano Diego Jurao. “Es importante diferenciar esta mesa de la de Navidad; y lo primero que hay que hacer es evitar los colores verde y colorado, y quedarnos con el blanco, el crudo y los metálicos dorado y plateado. De esta forma tendremos una mesa más moderna y con todo lo que el blanco significa: un nuevo comienzo, la pureza”, comentó Jurao.

Las luces también son muy significativas para esta fecha. Y por ello, el profesional recomendó velas que no sean aromáticas (“el olor de la comida casera queda mucho mejor”) y las guirnaldas miniled que funcionan a pila, ya que tendrán más independencia para evitar que los cables crucen la mesa o que se necesite un enchufe cerca. “Esas son geniales para acompañar las velas: dan una luz más intima”, aclaró.


                KAIA GERBER 

Utilizar materiales que sean refractantes, como vidrios o espejos, provocará que la mesa sea mucho más iluminada y elegante, recomendó el diseñador. Esos elementos se los puede incorporar en floreros o en cualquier recipiente transparente (como botellas o frascos) de diferente tamaño, con flores naturales blancas; o platos de sitio que sean en realidad círculos de espejos, por ejemplo. “Hay que mantener el tono neutro, con vajilla y mantel blanco, que son fáciles de conseguir. También se pueden incorporar otros elementos rústicos, como platos de sitio hechos con troncos. En el diseño de interiores ahora todo es más ecléctico, entonces lo antes detallado se puede mezclar con objetos vintage y otros más modernos. El mix está bueno, pero siempre manteniendo los tonos”, agregó.

Por otra parte, aconsejó que se utilicen mesas auxiliares para descomprimir la mesa principal de las botellas con bebidas, siempre unificando la decoración; y si no se tienen servilletas de tela, se pueden colocar las de papel pero con algún diseño alusivo (“son una opción económica y quedan bien”).

“Poner una linda mesa para Año Nuevo lo relaciono como una expresión de nuestros deseos. Nos juntamos con las personas que queremos y por ello las agasajamos. Navidad es más formal y tradicional; Año Nuevo es más descontracturado y brillante”, reflexionó Jurao.

Al natural

Las flores de temporada seguro serán una herramienta indispensable y natural para la mesa de Año Nuevo. Hay opciones económicas y otras más caras; los precios oscilan entre $30 por ramo y hasta $ 40 por flor (como las rosas colombianas). Los jazmines, la opción más perfumada, abundan en esta época y resultan ideales por su color: seguro irán bien para la decoración en blanco, dorado, plateado o natural.


        FRANCISCO HENRIQUES 

En esos tonos, Irma Cardona, florista del microcentro, añadió que se pueden conseguir lindos ramos de lilium, rosa, lisianthus o crisantemo. Mientras que la otra tonalidad de esta época del año es el violeta y las flores -según Cardona- son agapanto y hortensias. “En Tucumán, siempre llevan rosas para esta época. El jueves llegarán las más frescas para la última mesa de 2017”, agregó la florista.

Unos trucos para que los ramos se mantengan firmes y frescos son: cortar alrededor de dos centímetros cada tallo en diagonal o en un ángulo de 45º, para que de este modo puedan absorber el agua con mayor facilidad; y antes de colocar las flores en el recipiente limpiarlo bien, al igual que a los tallos de las flores para evitar que las bacterias proliferen y las dañen. Y cuando se coloquen las flores en el florero, nunca dejar hojas por debajo del nivel del agua, ya que se pudrirán. Lo mejor es situar los ramos en un ambiente fresco, lejos del aire acondicionado o de los rayos del sol.

Comentarios