En el deporte de “ellos”, Nadia impuso su ritmo

Por primera vez en el torneo una mujer ganó el título. Nadia Cutro, que sumó varios triunfos (entre ellos en la fecha de Monteros), hizo historia al adjudicarse el torneo de la clase Junior.

24 Dic 2017
1

INOLVIDABLE. En su Concordia natal, y durante el desarrollo de la penúltima fecha, Cutro y Bombaci terminaron segundos; fue suficiente para ser campeones. foto de www.rallyargentino.com

El estatus que Nadia Cutro porta, desde que es campeona argentina de rally, hace que quiera desaparecer de la superficie del planeta. “Fui al correo y una persona me reconoció. ‘Yo te quiero felicitar’, empezó a decirme. Me quedé helada quería que me tragara la tierra”, le contó a LG Deportiva la entrerriana desde Concordia. En una tarde cualquiera, a la dama le suceden estas cosas que todavía no las maneja del todo. Es una de las particularidades que conlleva ser la primera mujer en ganarle a los hombres en algo. “Por ahí la gente piensa que soy re abierta, pero no. Es impresionante lo tímida que soy, muero de vergüenza. Yo agacho la mirada, ando con mis lentes y mi gorra”, se autodescribe Cutro.

Es difícil enfundarse con éxito en esa especie de personaje incógnito que Cutro pretende adoptar en los parques de asistencia de cualquier fecha del torneo argentino. “Es un deporte de ellos”, reconoció. “Ellos” se traduce a “hombres”. Pero el mundo “tuerca”, en muchas categorías del automovilismo deportivo, cada vez tiene más “ellas”, aunque todavía llama la atención una dama al volante. Y ahora campeona, más todavía.

En Nadia no se nota que su deseo concretado tenga que ver con alguna especie de reinvindicación femenina, ni reclamo de apertura. Nadia se reconoce como deportista. “Hice de todo lo que se pueda imaginar. Quise empezar equitación y mi papá me dijo: ‘noooo, el caballo me va a salir carííísimo’. Terminé corriendo rally”, recordó entre risas.

En ella está ese ADN que porta el atleta que quiere medirse en el alto rendimiento. “Me gusta competir contra los hombres. Por esta cuestión de que es un deporte de ellos, entonces enfrentarlos es como el máximo”, afirmó Cutro. Podría ir por el camino más allanado si de pronto los organizadores del torneo proponen dividir en ramas al campeonato. Con su presente, la experiencia acumulada y la fidelidad que logró con el Toyota Etios, ganar sería cosa de todas las fechas. “No me gusta lo fácil, prefiero todo lo complicado, je”, reconoció.

Sólo ganar

Tampoco cabe en su personalidad deportiva la especulación. “Yo quería ganar el título, pero corriendo a la par. Ganarles los primes a mis rivales, ganar la carrera”, remarca su relato intensificando el tono de voz en cada palabra. “No quería correr sólo llegando, acumulando puntos y nada más”, reveló Cutro. “Este año me dije: ‘voy a disfrutar y voy a correr como cuando era chica’. Lo disfrutaba más, sin presiones y ahí es que se dio”, reconoció.

Así que en la temporada 2017 el sueño transitó sin presiones por los caminos de tierra de Argentina, factor clave. También fue importante el apoyo del CEO Rally Team, la escudería que formaron los Cutro en 2015. Y quizás desde esa temporada es que empezó a gestarse el título que conquistó Nadia porque las dependencias terminaron y todo estaba cerca, en casa. Desde el auto, propio ya y no alquilado o perteneciente a una escudería, hasta el trabajo y los afectos. “Este equipo familiar creyó en mí”, estableció otra de las causas por la cual se convirtió en campeona.

El navegante

Tener en la butaca de acompañante a su cuñado, Luciano Bombaci, que también se encarga del armado de la máquina, fue otro bálsamo para que las manos en el volante fueran más eficaces aún. “Es una persona que está a la par y que le puedo decir en todo momento lo que yo siento”, destacó sobre el marido de su hermana Florencia, la misma que la navegó durante varios años. “Él le pone mucho tiempo de trabajo al auto. Este año hubo que probar y acomodar mucho y de esa manera llegaron los resultados”, analizó Cutro.

Comentarios