Cómo hacer rendir mejor el aguinaldo

Por José Ignacio Bano, Gerente de Asesores Financieros en invertirOnline.

18 Dic 2017
1

Aguinaldo.

Al ser un ingreso extra de efectivo que va más allá del salario mensual, el aguinaldo es una excelente oportunidad de empezar a invertir y generar nuevos ingresos producto de estos ahorros invertidos.

Como veremos, no es necesario reunir grandes sumas de dinero para empezar a construir un buen portafolio de inversiones, pero sí el primer paso es el más difícil porque uno tiene que generar de algún modo los fondos iniciales para invertir. Luego, sin embargo, a medida que esos fondos empiezan a generar interés las ganancias solas van haciendo crecer el monto de los ahorros. Por ejemplo, invertidos a una tasa de 2.4% mensual (ligeramente menor que lo que rinde hoy una Lebac), y reinvirtiendo todos los meses el capital más los intereses, $10.000 se convierten en un año en $13.292, en 2 años en $17.668, en 3 años en $23.485, en 4 años en $31.217 y en 5 años $41.495. Es decir, el capital se multiplica por 4 sin haber hecho ningún aporte extra.

El mercado bursátil ofrece muchas oportunidades de inversión incluso para quienes todavía no cuentan con mucha experiencia. Especialmente para los menos experimentados hay 2 instrumentos recomendables por ser rentables y muy sencillos de administrar: Lebacs y Fondos Comunes de Inversión.

Las Lebacs tienen muchos beneficios, especialmente el de pagar una alta tasa de interés que se encuentra alrededor de 29%. Esta tasa supera ampliamente el rendimiento de un Plazo Fijo y, más importante, supera a la inflación proyectada lo que significa una tasa real positiva.

Además del rendimiento las Lebacs tienen la ventaja de la seguridad. No hay inversión más segura porque se trata de prestarle Pesos al Banco Central que siempre va a poder emitir más Pesos si los necesita. Por último, para quien no está acostumbrado a invertir y ver volatilidad en su portafolio, la Lebac tiene la ventaja de que todos los días uno tiene un poco más que el día anterior, simplemente se va a acumulando la ganancia hasta que al final recupera el capital con los intereses que generó.

Respecto a los Fondos Comunes de Inversión son especialmente indicados para los inversores minoristas por 3 características: administración profesional, diversificación y montos bajos de ingreso.

Administración profesional quiere decir que el inversor delega la gestión de sus fondos a un especialista en finanzas quien busca el mejor rendimiento mientras cumple con lo pactado en el reglamento del fondo.

Diversificación es fundamental porque al adquirir un solo Fondo el inversor accede a un conjunto de activos, lo cual baja el riesgo de tener una pérdida importante ante un evento de un activo particular. Además, con el mínimo de ingreso al fondo uno ya accede a esa variedad de activos, algo que sería inalcanzable de hacer por su cuenta.

Existen distintos tipos de Fondos, con lo cual cada uno podrá elegir el que mejor se ajuste a sus preferencias. Para nombrar algunos, hay fondos conservadores que invierten en instrumentos como Plazo Fijo, Lebacs y Cauciones, hay fondos con un perfil de riesgo moderado que invierten en Bonos y están los más agresivos que invierten en acciones. Con el excelente resultado que tuvieron las acciones argentinas este año, los fondos en acciones son los que mejor rendimiento lograron llegando algunos de ellos a superar el 80%.

¿Qué pasa con el dólar?

En los últimos 12 meses el dólar fue una mala inversión, rindió solamente 9% en un contexto en el que la inflación fue de 23%, o sea, quien compró dólares como reserva de valor no logró cuidar su capital porque perdió alrededor de 14% de poder de compra.

De cualquier modo, al inversor debe interesarle más las perspectivas que la historia. ¿Cuál es la perspectiva del dólar?

Según el REM que es un relevamiento del mercado que hace el Banco Central consultando a los principales especialistas cuáles son sus expectativas, en los próximos 12 meses la inflación será de 17.6% y el dólar llegará a $20,2 lo que significa una devaluación de 16.7% (depreciación si queremos hablar correctamente). O sea, el dólar perdería nuevamente contra la inflación.

Para quien vive en Argentina lo que verdaderamente perjudica su poder de compra y su estilo de vida es la inflación, no el dólar. Consecuentemente, el inversor debería buscar instrumentos que le ganen a la inflación.

Nuevamente Lebacs serían la respuesta ya que según el citado REM, pagarían tasas de interés de 29% hasta abril para luego ir bajando paulatinamente hasta llegar a 23% a fin de 2018. Siempre por encima de la inflación. Para inversores un poco más sofisticados, otra muy buena alternativa es un bono indexado por CER como el Boncer 21 (TC21) que rinde 4.6% por encima de la inflación, no importa cuánto sea la tasa de inflación.

Una reflexión final: todo portafolio diversificado debería tener una parte de activos en dólares, la tenencia de activos en esa moneda (como bonos en dólares) no debería ser nula pero sí, dado el análisis presentado, sería conveniente darle una mayor importancia a las inversiones en pesos.

En Esta Nota

Contenido Patrocinado