Piñera y Guillier definen por ballotaje el futuro presidente de Chile

El representante de la derecha, apoyado por Macri, busca un nuevo período al mando del Ejecutivo.

17 Dic 2017

Poco más de 14 millones de chilenos están convocados hoy a las urnas para elegir en segunda vuelta a su presidente entre el oficialista Alejandro Guillier y el conservador ex mandatario Sebastián Piñera en los que se estima serán los comicios más reñidos de los últimos años.



Guillier, un senador independiente que en la primera vuelta del 19 de noviembre consiguió el 22,7 % de los sufragios, casi 14 puntos menos que Piñera (36,6 %), confía en el triunfo para continuar con el proceso de reformas que inició hace cuatro años la presidenta socialista Michelle Bachelet.

Su candidatura es respaldada por la oficialista Nueva Mayoría, una alianza de centro-izquierda que componen desde demócratas cristianos hasta comunistas, incluido el Partido Socialista, la formación de Bachelet y del presidente Salvador Allende (1970-1973).

El parlamentario, de 64 años, busca los votos del Frente Amplio (FA), un novel bloque de izquierda compuesto por 14 partidos y movimientos, entre otros los humanistas, verdes y liberales de izquierda, que consiguió con su abanderada, la periodista Beatriz Sánchez, un sorpresivo 20,2 %, resultado que convirtió al conglomerado en la tercera fuerza política del país.

El FA había evitado en un comienzo apoyar explícitamente a Guillier, pero varios de sus más altos dirigentes -incluida Sánchez, que dijo que Piñera representaba "un retroceso y un riesgo" para Chile-, manifestaron por estos días su decisión de respaldar a título personal al candidato oficialista.

Su oponente, que busca un segundo mandato, es consciente de que la elección se resolverá por un margen estrecho, por lo que se ha sumado a los llamados a los chilenos a que concurran a las urnas porque "todos los votos cuentan".


Piñera, de 68 años, un acaudalado empresario que gobernó entre 2010 y 2014, es el abanderado de Chile Vamos, un bloque que integran, entre otros, el Partido Renovación Nacional (RN), el mayor de la coalición, y la Unión Demócrata Independiente (UDI), la formación que colaboró más estrechamente con la dictadura de Pinochet.

Tras la primera vuelta, Piñera sumó a su postulación al diputado y ex candidato presidencial el ultraconservador José Antonio Kast, un incondicional del régimen militar, que logró casi un 8 % de los votos en primera vuelta, sostuvo la agencia DPA.

A los comicios de hoy están convocados a las urnas poco más de 14 millones de personas. Analistas locales estiman que podría repetirse la alta abstención de la primera vuelta, a la que sólo concurrió menos del 50 % del padrón electoral. El ganador gobernará a partir del 11 de marzo de 2018 por cuatro años.

"Votar te permite elegir el país que quieres construir. Este domingo haz valer tu derecho. No te restes. Súmate", era uno de los llamados que hizo el Gobierno a través de los medios de comunicación en las que probablemente serán las elecciones más reñidas de los últimos años.

En Esta Nota

Sebastián Piñera
Comentarios