Dos motochorros balearon a un agente de Policía

Desde una moto le dispararon al uniformado

15 Dic 2017
1

SANGRE. El policía recibió el disparo en Crisóstomo Álvarez al 2.100. .

Restaban minutos para que el policía Franco Navarro Martínez terminara su turno en la cuadra donde vive el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer. Cuando se movía por un rincón de la vereda del edificio de Crisóstomo Alvarez al 2.100, después de haber permanecido en la zona desde las 15, dos personas se acercaron en una motocicleta a un ritmo lento. En esa aproximación, de repente, uno de los ocupantes del rodado sacó de entre sus ropas un arma de fuego y le disparó al uniformado. Se escucharon dos, tres tiros, según el relato de los vecinos del lugar.

El joven policía, a un pie y a los brincos, pudo dirigirse nuevamente a la puerta del edificio. La vecina M. R. (pidió que su nombre se mantenga en reserva), percibió que algo había pasado con el agente desde la casa de enfrente. Los tiros habían sido menos ruidosos que las bombas de festejo por la obtención del título de fútbol de Independiente de Buenos Aires, a esa hora.

“Le pregunté qué la sucedía. Me dijo que le pase un cinto. Fue entonces que noté que estaba herido”, contó la mujer. Navarro Martínez había recibido una bala en el lado interno de la pantorrilla derecha. Ante ello, la vecina y su sobrina atinaron a llevarle dos pañuelos de diferentes colores. El policía se sentó en un cantero cercano, tomó los lienzos y se hizo torniquetes para detener la hemorragia.

“Llegamos a él, pero no sabíamos qué hacer ante esa situación. Ya había llamado, sin embargo, a la Policía”, relató la vecina.

La Secretaría de Seguridad provincial informó que el agente herido formaba parte de los hombres que fueron desplazados a esa zona para custodiar al barrio donde se habían registrado algunos ilícitos. “Él estaba en la cuadra donde vive el ministro”, dijo el titular de la cartera, Miguel Gómez.

“Es sumamente preocupante que haya vivido esa situación. Pensamos que los asaltantes podrían haberlo visto que se movía para perseguirlos y, por ende, creyeron que estaba tras ellos”, expresó.

Impresión

La esposa del ministro de Educación, Patricia Sabbag, dijo que se preparaba “para salir cuando escuchó el ruido de cuatro, cinco, seis cohetes”. “Cuando salí, el chico estaba herido. La vecina ya le había dado los pañuelos para que se haga los torniquetes. Ahí nomás llamamos al 911 y al 107 (Emergencias). El policía contó que pasaron dos chicos en una moto y lo balearon por nada. Eso es lo raro”, contó.

Sabbag se mostró impresionada por la situación. “Estamos asustadas porque tengo niños, y a uno le puede pasar una cosa así. Pueden herir a cualquier persona, como le pasó a este chico”, comentó. “Sé que estas cosas pasan. Leo y escuchó. Pero me gustaría que no sucedan”, finalizó.

El agente fue trasladado hasta el hospital Padilla a la medianoche, donde fue asistido.

Comentarios