Seis mitos sobre el cáncer que suelen entorpecer los tratamientos

Dos especialistas advierten sobre las creencias erróneas respecto de los tumores.

13 Dic 2017
1

NO ES EL FINAL. Recibir un diagnóstico de cáncer no implica que se perderá la vida. En la mayoría de los casos son tratables. Otros son prevenibles. funcancer.com

Pese a lo mucho que se avanzó, el cáncer sigue siendo un fantasma atemorizante. Ciertas ideas sobre cómo empieza y cómo se disemina el cáncer, aunque erróneas desde lo científico, en la gente tienen sentido. Por ese motivo, es indispensable salir a “cazar” los fantasmas.

“Es habitual escuchar que no comer carne, bajar el consumo de azúcar o apelar a jarabes o sustancias derivadas de insectos o reptiles es una alternativa terapéutica... y eso puede ser muy grave”, alerta el oncólogo tucumano José Zarbá, miembro de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).

“Una idea falsa sobre el cáncer puede causar preocupaciones innecesarias e, incluso, complicar decisiones acertadas de prevención y tratamiento”, destaca por su parte el sitio web del Instituto nacional de Cáncer de Estados Unidos.

El error fundamental

“Hay infinidad de creencias erróneas, entre otras, que el cáncer es una condena a muerte, lo que es falso. Pero hay un error que está en la base, y persistir en ese error sí puede ser mortal”, asegura Zarbá. Ese error -añade- consiste en pensar que el cáncer es una sola enfermedad.

Bajo el nombre de cáncer se agrupa un conjunto muy grande -y diverso- de enfermedades que se comportan, se tratan y evolucionan de maneras muy diferentes.

“De algunas conocemos las causas. También sabemos que ciertas conductas aumentan mucho el riesgo de contraerlo (fumar, una alimentación no saludable, la exposición al sol, etcétera). Algunos se pueden prevenir; para otros, lamentablemente, no hay cura al día de hoy. Pero en ningún caso ‘cáncer’ es sinónimo de ‘condena a muerte rápida’, advierte Matías Chacón, vicepresidente de la AAOC.

Información responsable

“Me llegó hace poco una paciente con un cáncer de mama avanzado; se lo habían diagnosticado hace un año, justo cuando murió una prima por otro tipo de cáncer. Ella ‘decidió’ que también iba a morirse... ¡Perdimos un tiempo precioso”, destaca Zarbá preocupado, e insiste en que hace falta información certera y mucha educación en salud. “La experiencia personal es sólo eso, una experiencia; no permite saber cómo va a comportarse la enfermedad en otra persona. Y si ni siquiera es la misma enfermedad, aunque contenga la palabra cáncer...”, añade.

Otro problema es la enorme cantidad de información no confiable que circula y que puede ser un cóctel peligroso, porque una parte se basa en la generalización de datos particulares y específicos, y otra nace directamente de la ignorancia y del miedo.

“Internet, en términos generales, no ayuda: hay un montón de información que no es seria (no se sostiene científicamente), y no solo sobre terapias... También sobre qué cosas pueden o no ser cancerígenas”, añade Zarbá.

También las salas de espera de los consultorios pueden ser reservorio de conceptos erróneos, cuenta la psicooncóloga tucumana Inés Forenza. “Pasa que se recomiendan dietas, o terapias que llaman alternativas. Yo trabajo también con eso, insistiendo en que algunas, que insisto en llamar complementarias -y resaltar que no reemplazan el tratamiento- pueden ayudar; y otras no -afirma-. También he escuchado pacientes decir que el cáncer les ‘había venido’ por haber renegado mucho o incluso como castigo por algo que habían hecho”.


Es decididamente falso que...  
- la biopsia acelera el cáncer. 
- existen yuyos o suplementos de hierbas medicinales que curan el cáncer. 
- antitranspirantes o desodorantes pueden causar cáncer de mama.
- cables de alta tensión y transformadores causan cáncer.
- los teléfonos celulares causan cáncer.
- los edulcorantes artificiales causan cáncer.
- la gente buena no tiene cáncer.
- el cáncer es contagioso. 

> Es decididamente falso que...  
1- La biopsia acelera el cáncer. 
2- Existen yuyos o suplementos de hierbas medicinales que curan el cáncer. 
3- Antitranspirantes o desodorantes pueden causar cáncer de mama.
4- Cables de alta tensión y transformadores causan cáncer.
5- Los teléfonos celulares causan cáncer.
6- Los edulcorantes artificiales causan cáncer.
7- La gente buena no tiene cáncer.
8- El cáncer es contagioso. 

> Terapias complementarias 

No reemplazan el tratamiento oncológico

Los efectos físicos, emocionales y sociales de la enfermedad pueden resultar estresantes para las personas con cáncer, y entonces el apoyo psicológico es fundamental, pero no reemplaza el tratamiento médico.  Otras técnicas, como la relajación, pueden ser un acompañamiento de los tratamientos que realice una persona, según las indicaciones médicas. La práctica del reiki, por ejemplo, ayuda a controlar los efectos que pueden producir algunos tratamientos, o la tensión y el sufrimiento que puede causar el estar enfermo. 

> No es condena a muerte 

Algunos tipos de cáncer se pueden prevenir

Pautas de vida saludable (no fumar, llevar una dieta equilibrada, hacer actividad física, no exponerse al sol sin protección) reducen el riesgo de enfermar. El cáncer de cuello de útero y el de colon se pueden prevenir. El primero vacunando (completar todas las dosis indicadas) a los 11 años a nenas y a varones contra el virus de papiloma humano (VPH); en adultos, controlar lesiones por VPH, que pueden ser pre cancerígenas. El cáncer de colon se puede prevenir con test de materia fecal oculta en sangre o colonoscopía. De los otros, más de la mitad, si se diagnostican temprano, pueden curarse.

> No es hereditario

En el 85 % de los casos, es espontáneo

El cáncer es causado por cambios dañinos (mutaciones) en los genes. Entre el 90% y el 95 % de los cánceres son causados por mutaciones que le suceden a la persona durante la vida como consecuencia natural del envejecimiento y de la exposición a factores ambientales (humo del tabaco o radiación). Se calcula que cerca del 40% de la población recibirá diagnóstico de cáncer en algún momento de su vida. Estos cánceres se denominan “no hereditarios” o “espontáneos”. Solo entre el 5% y el 10 % de los cánceres son causados por mutaciones dañinas que la persona hereda de sus padres.


Comentarios