Una nueva disputa política en Concepción

Un concejal difundió planillas donde figura que el municipio adquirió insumos a un negocio que es de la familia de un funcionario. “Yo no le estoy vendiendo nada al municipio. Esto es una intentona para dañar al intendente”, defendió el secretario de Hacienda

09 Dic 2017
1

OBRA PÚBLICA. Herrera y Orlando defendieron la transparencia en las obras que lleva adelante la intendencia, como las reformas en la plaza Mitre. la gaceta / foto de osvaldo ripoll (archivo)

La disputa política entre el Concejo Deliberante y el intendente, Roberto Sánchez (Cambiemos), promete caldear el fin de año. Después de que los concejales de la oposición rechazaran el Proyecto de Presupuesto 2017 (a tres semanas de que finalice el ejercicio vigente), el presidente del cuerpo, Sergio Castillo, difundió planillas donde se registra la compra de insumos a un corralón que pertenece a la familia de un funcionario municipal.

La documentación corresponde a compras de la Secretaría de Hacienda de la Intendencia en 2016. Allí se consignan 13 adquisiciones de materiales por $ 58.000 al corralón “Josefa Muedra de Rodríguez Sociedad Anónima”, apuntado como propiedad de familiares de Gabriel Orlando, secretario de Hacienda. Según la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la firma -ubicada en España 1.214 de Concepción- registra como actividad principal la venta al por menor de materiales de construcción, y como actividad secundaria inscripta la venta al por menor de “pinturas y productos conexos”.

“No hay nada raro”

Consultados por LA GACETA, tanto Orlando como el secretario de Gobierno municipal, Julio César Herrera, confirmaron la adquisición de materiales al corralón, pero negaron irregularidades.

“El corralón es una Sociedad Anónima que lleva el nombre de mi abuela. No formo parte de esa sociedad, pero sí familiares míos. Hay un código de ética por el que los funcionarios no pueden venderle insumos o servicios a la Municipalidad. Yo no le estoy vendiendo nada a la ciudad”, sostuvo Orlando ante LA GACETA.

“Son compras que se hicieron porque eran materiales que no se conseguían en otros corralones. La observación es por compras menores, cuando las inversiones municipales de la gestión en Obra Pública superan los $ 100 millones por año. Fueron compras eventuales, no es algo continuo o permanente. Eran materiales que no se conseguían en otro lado y se terminaron comprando ahí. No hay nada raro, nada que ocultar. Como también la Municipalidad compra a comercios que pertenecen a concejales o a familiares de concejales”, justificó.

El titular de Hacienda municipal comentó que es un hermano suyo quien forma parte de la sociedad. Agregó que, por los montos, se trató de compras directas de la Municipalidad, y que, por las ordenanzas vigentes, el municipio está autorizado a realizar compras sin licitación por valores menores a $ 18.000.

“Todo esto es una intentona política para dañar la imagen del intendente”, restó importancia Orlando. ¿Qué concejales tienen empresas que prestan servicios al municipio?, le consultó este diario. “Son del Frente para la Victoria, de la oposición al intendente. Pero quiero ser prudente; no quiero dar nombres porque no tengo la misma forma de hacer declaraciones y de dar a conocer información. Si hubiera un pedido formal de información en la Municipalidad, daría estos datos en un descargo”, respondió.

Herrera acusó a la oposición de buscar perjudicar la gestión. “He visto las planillas y se trata de facturaciones menores. Pedí explicaciones y se trata de compras del comienzo de la gestión: es un corralón que no es propiedad del secretario de Hacienda y que era el único que nos fiaba, porque en ese momento no teníamos fondos en el municipio”, explicó el funcionario radical. Y agregó: “hay que evitar estas cosas, pero tampoco es para preocuparnos, porque no hubo irregularidades. No le doy importancia a estas planillas porque es un tema político”, fue la defensa del secretario de Gobierno municipal, presidente de la Unión Cívica Radical en la provincia.

El funcionario municipal consideró que la actitud de los concejales opositores implica una “avanzada” orquestada por el PJ para perjudicar a las intendencias que no están alineadas con el Poder Ejecutivo provincial. “Me gustaría conocer qué pasó cuando los concejales fueron en 2015, tres días antes de los comicios, a retirar fondos por $ 8 millones directamente de Tesorería y de los que nunca hubo datos sobre el destino de los fondos. Otro concejal peronista tendría que explicar cuando supuestamente hacía una capacitación y pagó con fondos públicos el almuerzo en un restaurante de otro edil. Que se dejen de chicanear. A esto ya lo vimos en Yerba Buena, es una corriente en donde (el vicegobernador Osvaldo) Jaldo alinea a todos los opositores. Billetera mata galán dice el dicho; acá claramente es billetera mata ideas”, disparó Herrera, sin especificar el nombre de los representantes vecinales.

Presupuesto rechazado

Los concejales rechazaron la semana pasada el proyecto de Presupuesto 2017, en la última sesión ordinaria del año (se había postergado con tres cuartos intermedios).

Los ediles de la oposición al intendente, entre los que se encuentran los radicales “díscolos” José Luis Calcagni y Alfredo Estéfano, habían justificado su posición en que el expediente había ingresado en noviembre al cuerpo, en lugar de haber sido presentado en mayo (como establecen las ordenanzas de esa ciudad). La iniciativa autorizaba a la gestión de Sánchez a realizar erogaciones en el año vigente por $ 523,5 millones.

Desde la Municipalidad habían echado culpas a los concejales por el letargo en el envío del proyecto al cuerpo: explicaron que aguardaban desde mayo a que el Concejo envíe el presupuesto interno para incorporarlo a cálculo principal de gastos y de ingresos.

Comentarios