Se demora la entrega de 100 viviendas por la agenda política

La interventora del Ipvdu aplazó la entrega de casas en Alberdi para esperar a Manzur. El otorgamiento se frustró durante esta semana y Ferrioli asegura que se concretará durante la que viene. Temen usurpaciones

09 Dic 2017
1

AUTOCONVOCADOS. El jueves, un grupo de vecinos se reunió para protestar a la entrada del barrio del Ipvdu, en la localidad del sur de la provincia.

La entrega de casi 100 casas del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu) se postergó por motivos políticos. Así lo denunciaron vecinos del municipio de Juan Bautista Alberdi y así lo confirmó Noemí Ferrioli, interventora de la repartición. “(La demora) fue porque la invitación llegó tarde al gobernador (Juan Manzur) y ya tenía comprometida su agenda. Él quería estar en el acto”, confirmó la funcionaria, quien aseguró que la decisión de modificar la fecha de entrega fue suya.

La polémica surgió en torno de un barrio de 245 viviendas en Alberdi, en el que la entrega de las casas fue postergadas tres veces. “Falta una decisión política de parte del Gobierno de entregar las casas a los adjudicatarios”, severó María Rosa Gallardo, una de las adjudicatarias. Según la interventora, son cerca de 100 las estas que están listas para ser habitadas, y los vecinos aseguran que ya hubo tres anuncios de entrega que no se concretaron.

La última de las convocatorias para otorgar las viviendas fue el jueves. Mediante la página de Facebook de la Municipalidad y por radio, los adjudicatarios fueron citados al barrio a las 18. Algunos vecinos explicaron que ya estaban preparados para mudarse a las casas. Pero a las 14, se anunció que la entrega se suspendía.

El aviso, firmado por Ferrioli, decía que la demora era ocasionada por motivos “de fuerza mayor”. La interventora confirmó a LA GACETA que el fondo de la cuestión estaba relacionado con la agenda del mandatario provincial. Comentó que la invitación al titular del Poder Ejecutivo fue enviada sin la anticipación suficiente y que ella decidió modificar la fecha. Agregó que la entrega de las viviendas debería concretarse a principios de la semana que viene.

Los damnificados

Ante la nueva postergación, los vecinos se reunieron en la puerta del barrio, el jueves a las 18, para manifestar su malestar.

“Nos autoconvocamos porque tenemos miedo a la usurpación de otra gente que también necesita una vivienda, pero no resultaron adjudicatarios”, alertó Gallardo. Relató, además, que fueron cerca de 200 los “damnificados” que se agruparon a la entrada del barrio. Efectivos policiales acudieron al lugar y aseguraron al grupo de ciudadanos que custodiarían el barrio a lo largo del fin de semana. Algunos de los vecinos describieron la situación como “tranquila” y explicaron que el grupo se dispersó hacia las 19, sin que se haya producido ningún incidente.

Sin embargo, se quejaron con el argumento de que muchos de los adjudicatarios enfrentan serias dificultades para sostener un alquiler mientras esperan que se les entregue la casa que les corresponde. También están los que, como Gallardo, fueron recibidos en las casas de familiares. “Estoy viviendo en lo de mi mamá. En mi familia somos seis personas en una habitación; y en la casa, en total, somos 14”, describió la adjudicataria.

Otros manifestaron que tienen familiares que padecen algún tipo de enfermedad y que necesitan la vivienda con urgencia. Este es el caso de Rafael Carbelo, otro de los vecinos que se quejó por la demora. “Es por intervención política”, manifestó. “El Gobierno (provincial) la quería entregar, pero no estaba (Domingo) Amaya”, agregó, haciendo referencia al secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación.

Algunos adjudicatarios mencionaron al ex intendente capitalino como a uno de los posibles causantes de las sucesivas postergaciones. Sin embargo, la propia interventora del Ipvdu dijo que el funcionario nacional no había estado involucrado. “No, ni me llamó Amaya”, respondió a este diario cuando se le preguntó acerca de las hipótesis que barajaban los vecinos. Pese a que no se comunicó directamente con el funcionario nacional, Ferrioli contó que sí se envió una carta de invitación a su oficina, aunque esta misiva también habría sido remitida con cierta demora.

La interventora dijo que la semana que viene se llevará a cabo la entrega de las viviendas, pero los adjudicatarios se mostraron desconfiados. “Dicen que lo van a entregar el miércoles. Pero se me hace que ya nos vamos a ir de vacaciones y vamos a seguir sin las casas”, opinó Sergio Ibáñez.

Comentarios