Andrés Reginato, ganador en Tafí Viejo, ni pensaba correr la última fecha

04 Dic 2017

“Ni pensaba en correr”, reveló Andrés Reginato. Mucho menos estaba en sus planes ganar la última fecha del Campeonato Tucumano de rally, con base en Tafí Viejo. El piloto del Renault 18 se encontró con la victoria. “Era el cumpleaños de ‘El Alberto’”, se refirió Reginato a Alberto Caram, preparador de todos los vehículos del clan “tuerca”. “Hace dos semanas me dijo: ‘corramos la última’. Yo le decía que ya íbamos a ver, pero un día me llevó el auto y ya no quedó otra que estar en competencia”, recordó la anécdota el ganador general de la carrera y de la clase A-7.

“No hay nada más lindo que regalarle en el día de su cumpleaños todo: la general y la clase”, se enorgulleció Reginato. El también corredor dakariano volvió a sentir el entusiasmo por la alta velocidad en los caminos de tierra. “Hace unos seis meses que no me subía al auto. Además fue lindo correr dos días”, destacó Reginato.

El Gran Premio Coronación fue la única de las ocho fechas que contó con jornada doble. Entre sábado y domingo, primero entre Lules y El Siambón, después entre Ticucho y El Cadillal, las emociones se distribuyeron en 48 horas. “Es mucho más lindo. Prefiero correr menos fechas con dos días, en lugar de hacer ocho de un sólo día. Son carreras más largas y complicadas con más kilómetros, en las que uno disfruta más el auto”, describió.

Si bien en esta ocasión el primer día sólo pudo completarse un especial por las malas condiciones climáticas, todos volvieron a planificar una estrategia más detallada. Incluso a tener que cambiar los objetivos sobre la marcha. “El primer día fue difícil por las comunicaciones que se cortaron y la neblina”, recordó. “El que ganó fue el que más arriesgó. En mi caso no veía nada”, explicó.

Aquí, avalado por su trayectoria, Andrés hizo un alto en su análisis. “Anda como ‘trompada’”, dijo Reginato. La referencia era sobre Tito Sánchez, que hasta la prueba especial 11, la antepenúltima, era líder. Sucede que el concepcionense tomó la punta de la clasificación general desde el primer día con el VW Gol de la clase A-6, de menor potencia que el auto de Reginato. “Sánchez va a dar qué hablar”, auguró sobre su rival, que finalmente terminó quinto por inconvenientes con el embrague de su auto.

El último campeón

La única clase que no tenía dueño era la A-5. Pablo Olasso Medici había comenzado jornada final en una excelente posición. “Como gané la etapa del primer día, era difícil no triunfar. Salvo que me hubiese quedado”, contó el dueño de “El Naranjita”, el Fiat 128 que lo llevó hasta lo más alto del podio de la temporada. No así de la competencia, ya que Julio Perea Racedo se adjudicó la victoria, que no le alcanzó para destronar a Olasso Medici. “Lo tenía a él pisándome los talones. Quería ganar la carrera, pero en la segunda vuelta el auto empezó a fallar y bajé el ritmo para llegar tranquilo”, explicó el campeón.

En el resto de las categorías los ganadores fueron: A-6, José María Posse; N-1, Ernesto Lord; N-2, Matías Mussi y A-5s, Marcos Carrasco.

Comentarios