La renovación de autoridades del Concejo Deliberante reaviva la crisis en Yerba Buena

Aliados a la Intendencia y dos peronistas pidieron, sin éxito, que se cite a una sesión Jantus asegura que Zelaya quiere atornillarse al sillón. El presidente replica que Campero sólo busca desestabilizarlos

30 Nov 2017
1

UN AÑO CUMPLIDO. El radical Zelaya fue electo presidente del Concejo el 29 de noviembre del año pasado. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Un nuevo frente de conflicto minó ayer la ya deteriorada relación institucional entre los concejales oficialistas y opositores de Yerba Buena.

A las 12.55 de ayer, cinco ediles presentaron una nota por Mesa de Entradas del cuerpo para solicitarle al presidente, el radical Benjamín Zelaya, que llamara para ayer mismo a una sesión especial. La convocatoria, según el pedido de los oficialistas Javier Jantus, Marcelo Rojas y José Macome; y de los peronistas Héctor Aguirre y Walter Aráoz, tenía una sola finalidad: la elección de la mesa de conducción de ese cuerpo deliberativo municipal. Ocurre que, según este grupo, el mandato de las actuales autoridades vencía ayer y debían ser ratificadas en el cargo, o reemplazadas. La mesa es liderada por Zelaya como presidente, por Lucas Cerúsico como vicepresidente primero; y por Aguirre, como vice segundo.

“Pareciera que Zelaya quiere atornillarse a su sillón”, expresó Jantus. En tanto, Rojas consideró que el radical “está ejerciendo un gobierno de facto en violación a las disposiciones legales vigentes”. Ante el fracaso de la intentona de ayer, Jantus, Rojas y Macome, luego, conminaron por escrito al presidente a que cite a sesión para renovar las autoridades, y calificaron la situación como “otro atropello a la institucionalidad por parte de Zelaya, un incumplimiento de los deberes de funcionario público y una violación inadmisible de las obligaciones del presidente”.

Zelaya, en tanto, aclaró que desde la mañana se ayer se encuentra a cargo del Departamento Ejecutivo, debido a que el intendente Mariano Campero viajó a Córdoba para un encuentro de “Mercociudades”. Eso consta en la Nota N° 266 que había remitido el jefe municipal al Concejo el martes, y en el decreto N° 740 de ese mismo martes 28, en el que Campero deja constancia de su partida y aclara que el titular del Concejo debería hacerse cargo de la Intendencia “a partir del 29 en horas de la mañana y mientras dure su ausencia”. Ayer, ante esta situación Cerúsico (vice primero) estaba a cargo del Concejo.

Consultado por LA GACETA, el opositor Zelaya se mostró convencido de que sus pares del oficialismo y los dos peronistas buscaron aprovechar su ausencia para arrebatarle, “de atropello”, la presidencia. “Es una maniobra extemporánea la nota de los concejales, porque buscan desestabilizar. El Concejo de Yerba Buena es atacado permanentemente por el intendente Campero, que no respeta las autonomías municipales y la división de poderes”, manifestó el radical.

El artículo 9 del Reglamento del Concejo se refiere a la elección de las autoridades. “Se elegirá un presidente, un vicepresidente primero y un vicepresidente segundo, quienes durarán un año en sus funciones, o hasta la elección de sus reemplazantes, pudiendo ser reelectos. (...) En los demás períodos, en que no hubiera renovación, la elección se hará dentro de los 10 días anteriores al del vencimiento del término a que alude el primer párrafo del presente artículo”, reza el texto.

En Esta Nota

Yerba Buena
Comentarios