Asunt pide que se suba el piso de los aportes

Una comisión evalúa cuatro medidas para reducir el déficit de la obra social

27 Nov 2017
1

La Universidad Nacional de Tucumán (UNT) analiza nuevas medidas para reducir el déficit de la obra social de la casa de estudios. El Consejo Superior aprobó la creación de una comisión especial para definir la aplicación de medidas solicitadas por la dirección de la Acción Social de la UNT (Asunt), como la suspensión de una resolución que permite la desafiliación de afiliados y el aumento de la contribución patronal.

Los consejeros y decanos de las facultades aprobaron en la última sesión del máximo órgano de gobierno universitario la resolución que constituye la comisión especial para analizar la aplicación de cuatro medidas solicitadas por la conducción de la obra social: la suspensión de la resolución que permite la desafiliación de los afiliados de Asunt (1.786/2006); la modificación del estatuto de Asunt; el aumento de la contribución patronal; y extender el alcance de la resolución del piso de aportes de los sueldos de afiliados no docentes (1.165/91).

Diego Silvera, director de Asunt, explicó que en sucesivas reuniones entre directivos de la obra social con la comisión de Hacienda del Rectorado habían elevado el pedido al Consejo Superior para aplicar medidas que requieren de la autorización del Rectorado. “Tras dos años de gestión, creemos que aún nos resta mucho trabajo. En la Argentina un peso de 2015 no es igual a un peso de hoy. En 2016 se redujo el déficit respecto a 2015 -considerando los valores de inflación- y confiamos en que en 2017 se lo reducirá aún más”, explicó el funcionario universitario.

La anulación de la resolución que permite la desafiliación de la obra social es un pedido de larga data, las autoridades de Asunt sostuvieron que por ello se generó la fuga de más de 1.800 afiliados a la obra social de los no docentes (Osfatun).

El año pasado, la obra social universitaria había cerrado el ejercicio fiscal con un déficit de $ 25 millones. Las previsiones para 2017 habían contemplado -en un primer momento-, un rojo de $ 13 millones. Sin embargo, el nuevo presupuesto para Asunt fijaba un déficit de $ 6,6 millones (se había optado por disminuir el gasto en algunos ítems), aunque difícilmente pueda llegar a respetarse.

“Tengo la expectativa de que el año que viene alcanzaremos un punto de equilibrio. Mantenemos la tendencia de reducción de déficit y brindando los servicios con la calidad a la que está acostumbrado el afiliado. En los últimos años no tuvimos cortes de servicio por parte de ningún prestador”, justificó su gestión Silvera. Explicó que la obra social mantiene congelada la planta: desde 2015 no incorporan nuevos empleados, por lo que redujo el personal de 247 a 210 empleados.

La comisión para analizar la aplicación de las medidas de ajuste propuestas fue conformada por los consejeros Héctor Navarro, Silvia González, José Luis Jiménez, Santiago Rex Bliss, Eduardo Triviño, Héctor Ganami, Ramón Gani, María Inés Gómez y Carla Toledo.

Comentarios