“Los chicos deben prepararse sin quemar etapas”

18 Nov 2017
1

CONSEJOS. “Deben invertir el tiempo para aprender”, sostuvo Seigorman. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Puede parecer una verdad de perogrullo, pero el concepto ocupa un lugar central en la filosofía de los responsables de las divisiones formativas en la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB): en el juego, como en la vida, resulta fundamental no “quemar etapas”. El coordinador de las categorías formativas de la CABB, Maximiliano Seigorman, visitó a Tucumán con motivo de la concentración, en nuestra provincia, de la preselección argentina de menores de 15 años conformada por jugadores de la región. El mes pasado hicieron una cita similar en Dolores (Buenos Aires), con jugadores del sur.

“En el caso de las categorías de menor edad tratamos de dividir el país en dos y observamos una veintena de chicos por zona”, explicó a LG Deportiva. “De esta camada saldrá el plantel que jugará el Mundial de Turquía, en enero; pero la idea es no perder el rastrillaje del resto: todos forman parte del proceso”, precisó.

Contó que actualmente están observando a 80 chicos. “Algunos no están preseleccionados, pero se pueden incorporar año tras año. Tratamos de verlos a todos y de que ellos sepan que están dentro del radar de la selección”, expresó. A partir de los seguimientos que realizan él, Daniel Farabello (entrenador), Juan Manuel Gattone y Rubén Wolkowyski (asistentes) sacaron algunas conclusiones. “Vemos que hacen cosas similares a los jugadores de Primera. Si el chico no las hace a esta edad se dificultan cuando es más grandes. Si el chico no sabe picar con mano izquierda; si no sabe usar su lado débil, después es más difícil aprender. Ahora deben invertir el tiempo para ello”, explicó.

Y este aprendizaje, sugirió, debe darse paso a paso. “Queremos hacerles entender que cada uno de ellos, en sus clubes, junto a sus entrenadores, debe trabajar sobre eso. Así podrá trascender esta etapa y mantenerse en la Selección, o ser un jugador destacado donde se lo proponga. Pero debe hacer un camino formativo y prepararse sin quemar etapas”, enfatizó.

De los 23 preseleccionados del norte, cuatro son tucumanos: Tomás Allende (de Quimsa, de Santiago del Estero), Gonzalo Alonso (Estudiantes), Martiniano Ayusa Haad (Talleres de Tafí Viejo) y Raúl Flores Drube (Central Córdoba). “Tucumán tiene mucha calidad deportiva. Los chicos viven el básquet con mucha pasión”, dijo.

Y las formativas de la Argentina, ¿en qué nivel están, respecto del mundo?, le preguntó LG Deportiva. “Se está empezando este proceso de trabajo. Hoy competimos de igual a igual en cuanto al tamaño. Nuestro déficit está en lo técnico y en lo físico-técnico. Los chicos son muy altos, pero no están preparados aún ni física ni técnicamente como para competir con Serbia, Lituania, Canadá y EEUU, las potencias. Pero Si se hace un trabajo sistemático y ordenado tendremos mejores jugadores y competiremos de igual a igual con los mejores equipos del mundo. Se podrá ganar o perder, pero seguirán saliendo muy buenos jugadores y Argentina se mantendrá en la élite”, indicó.

Comentarios