La abuela de Benicio Coronel: "estoy al borde de la explosión de mi corazón"

Amalia Ojeda mantiene la esperanza de que el niño encontrado en Buenos Aires pueda ser su nieto, desaparecido hace poco más de un año.

10 Nov 2017
1

ESPERANZADA. Amalia Ojeda espera con ansiedad la confirmación o no de la identidad del pequeño encontrado en Buenos Aires. ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

La foto de un niño encontrado en Buenos Aires comenzó a circular ayer por las redes sociales y llegó a manos de Amalia Ojeda, la mamá Milagros Avellaneda y la abuela de Benicio Coronel, desaparecidos desde hace más de un año. Sin poder confirmar si se trata de su nieto o no, la mujer mantiene la esperanza de encontrarlos con vida y espera desde esta mañana una llamada. "En estos momentos estoy al borde de la explosión de mi corazón. Sería naravilloso que sea Benicio", se ilusionó Ojeda, en medio de su incansable búsqueda.

"Me llamaron del departamento de desaparecidos del Gobierno y prometieron volver a hacerlo durante el día. Quiero llegar a la verdad. Si es Benicio o no y salir de la duda. Y sí es, bienvenido sea porque estamos enloquecidos esperando una noticia. De noche sueño con que Benicio va a aparecerer mi casa, que alguien me lo va a dejar", le contó Ojeda a LAGACETA.com en un contacto telefónico.

Su hija (26 años) y su nieto (2) fueron vistos por última vez la noche del 28 de octubre del año pasado, minutos antes de que salieran sin especificar el destino. De la investigación que inició la Justicia se determinó que se subieron al auto de Roberto Carlos Rejas y fueron a la zona del parque 9 de Julio. Esto incluso fue admitido por el hombre, único detenido y acusado en la causa, caratulada como doble homicidio agravado, por femicidio en el caso de ella, y por el vínculo en el caso del niño, ya que luego se confirmó la paternidad sobre el niño.

Aunque desde Buenos Aires no le dieron precisiones ni indicios de que el pequeño, encontrado en agosto en el barrio porteño de Parque Chacabuco, fuese su nieto, Ojeda aportó algunos rasgos característicos que podrían allanar la búsqueda de la identidad del niño ingreso en un hoger de tránsito como "NN o Elián". "Benicio tiene un lunar en el pie, por encima de los deditos. Como si fuese un golpe, medio morado. La pediatra dijo que es de nacimiento", explicó la abuela que se ilusiona con empezar a rearmar el rompecabezas en el que se convirtió su familia desde la abrupta ausencia de Milagros y Benicio.

Desde el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, dependiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, prefirieron no brindar información a los medios mientras dure la investigación. Aún se desconoce si hay indicios de que se trate del niño tucumano, pero la semejanza de las fotos sembró la duda.

En Esta Nota

Milagros Avellaneda
Comentarios