A la cárcel: una supuesta líder narco se podría quedar sin arresto domiciliario

Secuestran un arma en el allanamiento a la casa de “La Negra” Soria

06 Nov 2017
1

EN UN RESTAURANTE. Miryam “La Negra” Soria y Nilda “La Cabezona” Gómez.

Miryam “La Negra” Soria, acusada de ser líder de una organización narco y quien cumple arresto domiciliario, se quedaría sin ese beneficio. La Justicia Federal debe resolver la situación procesal de la imputada, luego de que se le secuestrara en su domicilio un arma de fuego, que podría haber tenido para defenderse de amenazas que le habrían realizado la familia de su ex pareja.

Personal de la División Antidrogas de la Policía Federal realizó hace poco más de una semana un allanamiento por pedido del fiscal federal Pablo Camuña, quien decidió efectuar la medida después de haber recibido denuncias por incidentes que se produjeron en los últimos días en el barrio Tiro Federal, donde reside la procesada. En el interior del domicilio secuestraron una tumbera y varios proyectiles.

El 29 de junio, se realizaron unos 20 allanamientos en distintos barrios de la capital tucumana y Alderetes y se secuestraron alrededor de 45 kilos de cocaína, valuados en $ 4,5 millones. Durante los operativos, se detuvieron a 10 personas. Según las sospechas de la Justicia, al frente de la organización estaban Nilda “La Cabezona” Gómez y “La Negra”.

Sin embargo, esta última obtuvo la autorización para volver a su casa y cuidar a sus hijos menores de edad, ya que su marido, conocido como Walter “El Rengo David” Véliz, se encuentra detenido. Gómez, en cambio, estuvo alojada en un calabozo de la fuerza federal hasta que la trasladaron a la cárcel de mujeres, ubicada en la localidad de Banda del Río Salí.

Soria era pareja del “Rengo David” hasta que este último fue detenido en 2014 por haber protagonizado un tiroteo en Villa 9 de Julio, cuando gozaba de arresto domiciliario. El hombre, que tiene antecedentes por robo y drogas, fue condenado hace menos de dos semanas a 16 años de prisión por un homicidio. Cuando llegó al penal, luego de haber escuchado la sentencia, se prendió fuego. Murió a los dos días en el hospital Centro de Salud.

La familia del fallecido, según confiaron fuentes policiales y judiciales, responsabilizaron este final a “La Negra”.

La misma Soria habría reconocido que ella tenía el arma para protegerse de los ataques de la familia de Véliz.

En Esta Nota

Narcotráfico
Comentarios