Cataluña se acerca un paso más hacia la independencia

Ante la amenaza de intervención, el Parlament convocó a un plenario para el jueves Madrid y Barcelona tomarán medidas extremas esta semana, en un conflicto que no parece tener salida

24 Oct 2017
1

SEPARATISTAS. La gente sostiene una gran bandera catalana en una manifestación de los independentistas. reuters

BARCELONA, España.- La crisis institucional más grave de las últimas décadas en España entró en una semana decisiva que podría acabar con la declaración unilateral de independencia el jueves en Cataluña y la intervención de la autonomía de la región por parte del Estado central un día después.

Con todas las vías de diálogo cerradas, ambas partes avanzan ahora hacia el “choque de trenes” tan temido: un escenario de conflicto con resultados imprevisibles. Ya se han convocado marchas en Barcelona para repudiar una eventual intervención.

La situación siguió ayer su escalada cuando el “Parlament” catalán convocó un pleno extraordinario en el que podría declarar la independencia, el jueves. Un día después, el Senado español aprobará la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con el que Madrid quiere relevar al Ejecutivo catalán y frenar así su plan secesionista.

El presidente del “Govern” en Barcelona, Carles Puigdemont, había pedido convocar ese pleno horas después de que el Gobierno de Mariano Rajoy anunciara este sábado la intervención de la región, un paso inédito en 40 años de democracia.

“Las instituciones catalanas y el pueblo de Cataluña no podemos aceptar este ataque”, criticó Puigdemont en un mensaje televisado. “Hay que plantear todas las iniciativas y acciones jurídicas necesarias para defenderse”, coincidió el jefe parlamentario de la coalición gobernante Junts pel Sí, Lluís Corominas, sin dar más detalles: secretismo habitual en el proceso soberanista para evitar que la Justicia frene medidas unilaterales.

El efecto concreto de la declaración de independencia sería limitado. No se espera que ningún país reconozca una “república catalana independiente”.

En cambio, podría costar caro a Puigdemont: el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, adelantó el fin de semana que prepara para ese caso una denuncia contra el “president” por rebelión, un delito penado con hasta 30 años de cárcel.

Fechas clave

Estas son las fechas clave de una semana decisiva para la crisis del secesionismo catalán:

Martes 24 de octubre: La Mesa del “Parlament” catalán, su órgano rector, acuerda los detalles del pleno extraordinario convocado para el jueves, para analizar la respuesta a la intervención, anunciada por Madrid, incluida una posible declaración de independencia.

En Madrid, se reúne la comisión creada en el Senado para tramitar la aplicación del artículo 155, en el que se basa la intervención, y que permite al Gobierno central adoptar las “medidas necesarias” para forzar a una región a cumplir con la ley.

Ese día también está prevista la votación en Diputados de una propuesta del partido de Rajoy para que se apruebe la aplicación del artículo 155 y el trabajo de las fuerzas de seguridad españolas en Cataluña.

Jueves 26 de octubre: El pleno del “Parlament podría terminar con una declaración unilateral de independencia.

Viernes 27 de octubre: Se celebra el pleno en el Senado español, en el que se votarán las medidas planteadas por el Gobierno español.

Sábado 28 de octubre: Comienza la aplicación de las medidas que haya aprobado el Senado. Además de relevar a Puigdemont y a su Gobierno, Madrid quiere convocar a elecciones regionales. Además, asumirá el mando de la Policía regional y posiblemente de la televisión autonómica TV3. (DPA-Reuters)

Los autonomistas de Europa

PAÍS VASCO.- Durante casi 50 años, la organización armada ETA dejó centenares de muertos en su intento por conseguir un Estado independiente, hasta que en 2011 declaró el fin unilateral de la lucha armada. El gobernante Partido Nacionalista Vasco al igual que el ejecutivo regional de Cataluña, a un Estado independiente y apuesta por el diálogo y por un referendo pactado.

BAVIERA.- El Partido de Baviera promueve la independencia en la rica e industrializada región alemana, aunque es minoritario y sin representación parlamentaria. Sin embargo, la estructura federal alemana no permite que el “Land” celebre un referendo de independencia.

ESCOCIA.- El Partido Nacional Escocés de Nicola Sturgeon aplazó sus intentos de lograr la independencia, tras la pérdida de apoyo en las elecciones de junio. Sturgeon quiere esperar a que haya mayor claridad sobre la relación de Reino Unido con la Unión Europea tras el Brexit. En 2014, los escoceses votaron contra la independencia, en un referendo acordado con Londres.

IRLANDA DEL NORTE.- El proirlandés Sinn Fein ve en el “Brexit” una oportunidad para lograr la secesión de Londres y unirse a Irlanda. El país vivió décadas de lucha armada durante el siglo XX.

CÓRCEGA.- Los corsos aspiran desde hace décadas a una mayor autonomía de la isla frente al Estado francés, incluso con atentados perpetrados por separatistas contra edificios gubernamentales o casas de vacaciones de franceses continentales. En 2014, el Frente de Liberación Nacional de Córcega dejó las armas y las fuerzas nacionalistas ganaron fuerza en la Asamblea Nacional francesa.

LOMBARDÍA/VÉNETO/CERDEÑA.- Las aspiraciones de mayor autonomía cuentan con larga tradición en Italia. Las regiones norteñas ricas votaron el domingo a favor de una mayor autonomía, en comicios no vinculantes. En Cerdeña, los separatistas llevaron al Parlamento de Roma un borrador de ley para pedir un referendo de independencia.

FLANDES.- El objetivo de los nacionalistas flamencos es crear que el Gobierno belga traspase paulatinamente competencias a los Gobiernos regionales y a Europa y así acabe siendo superfluo.

ALTA SILESIA.- El Movimiento por la Autonomía de Silesia, fundado en Polonia en 1990, que alega su particularidad lingüistica y cultural, quiere lograr un status similar a la que tenía la región antes de la Segunda Guerra Mundial. No aspira a la independencia, sino a una mayor autonomía fiscal.

Comentarios