Cinco rincones poco conocidos del norte que son ideales para recorrer con la mochila al hombro

Se encuentran en Jujuy, Salta, La Rioja y Catamarca.

17 Oct 2017

La Quebrada de Humahuaca, el Cerro de los Siete Colores, Tafí del Valle, Cafayate, Tilcara... ¿Quién no recorrió o al menos escuchó hablar de estos lugares? Son algunos de los destinos más conocidos de las provincias del NOA, pero si realmente querés conocer lugares increíbles y poco difundidos, tenés que andar un poquito más

En esta nota te mostramos una serie de rincones del norte argentino que están llenos de belleza, aventura e historia, pero casi sin turistas. Si ya estás pensando en las vacaciones o en los próximos fines de semana largos que le quedan al año, acá te damos algunas ideas.

Feriados largos: cuál es el próximo y cuántos quedan este año

1. Termas del Río Jordán, Jujuy

En los últimos 200 metros del Río Jordán, su agua se mezcla con un río termal y forma piletas de agua fuertemente mineralizadas a las que le atribuyen poderes terapéuticos. La temperatura alcanza los 30° y se va enfriando a lo largo del trayecto. 


Hay tres piletas naturales con distintas profundidades: van desde los 40 centímetros hasta los dos metros. 

A tener en cuenta: para acceder, hay que pedir autorización en la comunidad de la zona.


Se puede llegar en auto desde Tucumán por la ruta 9/34 hasta Liberador General San Martín (en Jujuy). Desde allí hay que dirigirse hacia la ciudad de San Francisco por la ruta 86. Allí comienza el trayecto final, que se hace a pie o a caballo (demanda unas dos horas).

2. Barreal de Arauco, La Rioja

Se encuentra a 30 kilómetros de Aimogasta y a 90 de La Rioja capital. Desde hace un tiempo se convirtió en uno de los destinos preferidos por los aventureros del norte: allí se practica el carrovelismo y el kite buggy.


Ubicado a 396 kilómetros de Tucumán, se puede llegar por la ruta 38. Hasta el parque eólico Arauco.  

Los hoteles más cercanos están en Amiogasta y cuestan alrededor de $ 1.000.


3. La Poma, Salta

Entre las principales atracciones están las ruinas del viejo pueblo -destruído por un terremoto- y la caverna del puente del diablo. La localidad se encuentra al norte de los Valles Calchaquíes salteños.

El "Puente" es un fenómeno geológico muy curioso. Mide más de 110 metros de largo y el agua fluye por dentro de él. 


Para llegar hasta La Poma se puede tomar la ruta 307 hasta Amaicha. Desde allí hay que tomar la ruta nacional 40 hacia el norte. Se encuentra a 490 kilómetros de la capital.

4. Tolar Grande, Salta


Es un desierto que se encuentra en la Puna. Desde allí se pueden apreciar el volcán Llullaillaco, ojos de mar y varios salares.

Opciones para dormir: hosteria, refugio municipal, casas de familia (sistema rotativo). Para reservar comunicarse al 0387-154145983 o ingresar al sitio de la municipalidad: http://tolargrande.gob.ar/index.php/elegi-tu-experiencia/donde-dormir


5. Dunas de Tatón, Catamarca


Estos grandes médanos se encuentran cerca de Fiambalá (a unos 40 kilómetros). Son enormes y se las utiliza habitualmente como pistas para practicar sandboard (se pueden alquilar tablas en Saujil y en Fiambalá).

Desde Tucumán hay que tomar la ruta nacional 38 hasta Capayán. Allí hay que desviarse por la ruta 60 hasta Fiambalá. Por la ruta provincial 34 hay que seguir hasta Medanitos y por la 135, hasta las dunas.


Para alojarte tenés opciones de: hoteles, aparts, casonas, campings, casas y casonas. Cuestan alrededor de $ 1.000 la noche.

Comentarios