Cartas de lectores

16 Oct 2017
1

Los beneficios de la lectura

Dicen que leer es para la mente, lo que el ejercicio físico es para el cuerpo, y constituye una base fundamental del progreso para cualquier esfera del conocimiento, al tiempo que suele marcar pautas en el ámbito social, laboral y familiar. Leer, según estudios científicos, aumenta y mejora las relaciones humanas, activa partes del cerebro, previniendo y retardando la degeneración cognitiva, fomentando, asimismo, buenos estudiantes, y por ende buenos ciudadanos. Leer mejora la concentración, la empatía, la creatividad, reduce el estrés, alimenta la imaginación y mejora el sueño. Leer con asiduidad también evita caer en la comodidad que otros piensen y decidan por nosotros, al tiempo que enriquece de forma notable la escritura y el vocabulario. Ya decía Cicerón: “A hablar no se aprende hablando, sino leyendo”. Que todos sepan aprovechar los múltiples beneficios que otorga la lectura, en especial los niños, ya que un gran país, según los expertos, se hace con miles de niños leyendo. Que el Estado, como principal responsable de la educación, fomente la creación de más bibliotecas populares, aún en los lugares más recónditos de la patria. Un pueblo culto, instruido en perennes valores y debidamente educado, difícilmente pueda ser manipulado.

Ramón Alfredo Maldones

[email protected]


Contaminación ambiental

Por LA GACETA (11/10) hemos conocido que los dueños de un ingenio azucarero obtuvieron una segunda absolución en el Tribunal Oral Federal de Tucumán porque existe un vacío legal en el derecho penal, sobre el medio ambiente. Fueron acusados de contaminar los cursos de agua. Asombra que la industria que contamina y destruye el ecosistema tucumano le reclame al municipio de la ciudad de Córdoba por la falta de sobres de azúcar en las mesas de los bares de esa ciudad, apelando a su derecho constitucional sin tener en cuenta el de sus comprovincianos, que es el de vivir en un ambiente sano y seguro. Según las investigaciones disponibles, los principales contaminantes de la cuenca hídrica Salí-Dulce son la vinaza y la cachaza. La vinaza es el residuo industrial la destilación de la melaza. Contamina el suelo, el agua y el aire. La cachaza proviene de la filtración del jugo de la caña. Ambos actúan disminuyendo la luminosidad de las aguas, la actividad de fotosíntesis y consumen el oxígeno disuelto, lo que provoca mortandad de peces y de otros organismos. En los lagos, producen la eutrofización (acumulación de residuos orgánicos, que causan la proliferación de algas). Esto es lo que sucede periódicamente en el espejo de agua del dique de las Termas de Río Hondo. Además reducen la vida útil del embalse. Con relación a la vinaza, el método de tratamiento consistente en lagunas de evaporación, que no son ambientalmente adecuadas, dado que favorecen la producción de vectores (insectos y roedores) y olores desagradables. Por ello, en la bibliografía técnica ambiental se recomienda su erradicación. En este caso, hay una legitimación pasiva por el daño ambiental por parte del Estado. Este es responsable cuando consiente o autoriza la degradación o cuando omite el ejercicio del poder de policía. Ante este cuadro: ¿Quién protegerá jurídicamente el ambiente natural de Tucumán y los ecosistemas?

Juan Francisco Segura

Pasaje Baaclini 675

S. M. de Tucumán


La palabra adicción

Parece que “circula” en Tucumán lo que considero lisa y llanamente una versión “etimológica” trucha de la palabra “adicción”. Según ella, etimológicamente significaría “el que no tiene voz”. En los últimos tiempos la leí dos veces, la segunda vez en el diario (nota “Prevendrán el alcoholismo con un libro de cuentos tradicionales”, del 4/10). Personalmente tengo mis dudas al respecto y las justifico. Se me ocurre imaginar que la persona que la “inventó” le dio a la partícula “a” el carácter de privación. En mi opinión, ignoraba que en esa palabra, al pasar al castellano, se cayó una “d”. La partícula inicial era “ad”. Y eso causó la confusión. Simplemente, recurro al diccionario latino. Existe el verbo “addico, is, xi, ctum, cere”. Nada tiene que ver con “decir” o “hablar”. Entre otras cosas, puede significar: consagrarse, abandonarse, dedicar, darse. Su participio es “addictus”. Si recurrimos a la parte español-latín, figura la palabra adicto como adjetivo. ¿Y cómo se la traduce al latín? Como “devotus”. El adicto siente devoción por algo: persona, entretenimiento, deporte, juego, bebida, etcétera. Por supuesto, es una opinión la que presento en esta carta.

José E. Santillán

Lizondo Borda 1.137

S.M. de Tucumán


La cortesía y el respeto

Aunque la memoria suele jugarnos en contra a nuestra edad, recuerdo sin embargo de mi lejana educación en el nivel primario, un librito sobre “Urbanidad y buenas costumbres”. Allí estaban plasmadas las normas elementales para lograr la convivencia pacífica, armónica, constructiva en la sociedad. Se destacaban dos aspectos fundamentales: la cortesía, entendiéndose como tal a acciones de amabilidad, de colaboración, deferencia, afectividad y, el respeto, es decir algo digno, tolerable, el reconocimiento a la otra persona como un igual. Cortesía y respeto eran entonces la base para ser considerados educados, para lograr una interacción social armoniosa. Al parecer todo esto se ha perdido en estos últimos periodos electorales. A la oposición se la considera lisa y llanamente un enemigo, y como tal debe destruirse, eliminarse utilizando para ello cualquier medio, la mentira, las denuncias penales falsas, y publicando las mismas en todos los medios, televisión, radio, diarios. Hacer el mayor daño posible en lo económico, la moral, la familia, todo vale, porque el opositor es un enemigo en este concepto ruin que maneja gran parte de los postulantes a un cargo legislativo. No se respetan las ideas, opiniones o maneras de ser de la otra persona. Todo debe ser avasallado. Se han perdido los valores para ser una sociedad moderna, justa, con sana convivencia. Los postulantes se comportan peor que los barrabravas del fútbol; no escatiman epítetos, insultos, descalificaciones, afrentas. Llegan, decía, a injuriar, denostar, escarnecer o zaherir, a ultrajar sin límites al oponente. Sólo nos cabe una pregunta: ¿tuvimos alguna vez valores morales? ¿Este comportamiento abarca a toda la sociedad? Ante esta situación emerge la hipocresía como valor destacado para poder sobrevivir. Está claro que la sociedad lo acepta como normal; por tanto pareciera que hemos perdido los valores morales que se enseñaban en las escuelas y que formaban parte de todas las religiones. Sólo me queda la esperanza de que, pasadas las elecciones, la sociedad toda vuelva a tener un comportamiento digno. Puede ser.

Federico Vázquez

[email protected]


El festival de la deuda argentina

El economista Manuel Adorni alertó que si bien la diferencia con 2001 es que “nadie nos prestaba porque el quiebre era inminente, hoy en el mundo sobran dólares y la Argentina paga muy alto los intereses de la deuda”. “Latinoamérica paga en promedio un 3% y Argentina lo hace entre 6% y 7%”. En esa misma línea, el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano había cuantificado que el total de la deuda pública ascendería, a fines de 2016, a un 50% del PBI, sin adicionar a este número los bonos provinciales o municipales. El debate en torno al constante endeudamiento es crucial. La idea de tomar deuda que tiene como destino el gasto corriente, hay que cortarla cuanto antes, decía en su momento el presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, en la 37ª convención anual del IAEF que se realizó en septiembre. Al poco tiempo y en el mismo escenario, el secretario de Finanzas, Luis Caputo reiteró que “no es un problema” y buscó calmar las aguas. “Entiendo la preocupación cuando nos ven emitiendo deuda. Pero pueden quedarse tranquilos porque no es un problema”. “La deuda no es una preocupación en este momento. Es parte del proceso gradual en la convergencia del equilibrio fiscal”, remarcó. El constante endeudamiento comenzó en abril, cuando la Argentina emitió bonos por U$S 16.500 millones para cancelar papeles con los “fondos buitre” por U$S 9.500 millones. A partir de ahí, en los primeros 10 meses del año, el Tesoro nacional colocó títulos en moneda extranjera por unos U$S 24.700 millones y bonos en moneda local por $ 231.079 millones (U$S 15.300 millones) y Letras en pesos y dólares por el equivalente a U$S 5.800 millones. En el transcurso de 2016, la emisión de títulos del Tesoro ascendió a U$S 45.800 millones, con lo que finalizará el año cerca de los U$S 50.000 millones en el balance del primer año de gestión de Mauricio Macri. El endeudamiento argentino llegó a tal punto que la BBC realizó un duro informe donde señaló que “puede convertirse en el talón de Aquiles” del gobierno de Macri. “Los préstamos que ha recibido el Gobierno no se están gastando en planes a largo plazo que puedan generar el dinero para cancelar esa deuda, sino en pagos de caja menor, reducción del déficit fiscal y aumento de las reservas internacionales”. Los números son alarmantes para algunos economistas. Temen que la llamada “lluvia de dólares” pueda echar para atrás todo lo “bueno” que consideran se ha hecho para bajar la inflación, reducir el déficit y recuperar el crecimiento. En definitiva, la situación financiera está en crisis y la fiesta podría aguarse; y con eso, volver a los escenarios del pasado.

Julio Argentino Gómez

[email protected]


Huevazos a Macri

Cuando el Presidente se trasladó a La Pampa fue agredido a huevazos por un minúsculo grupo. Esto no es un acontecimiento menor, porque podría haber sido una piedra o directamente una granada y esto en un país de Europa o en Estados Unidos le hubiese costado la vida al atacante. Este desequilibrado (en todo el mundo los hay), no se está manifestando contra Macri sino contra el Presidente de la República. Para colmo se trata de un docente universitario, ¡vaya ejemplo! Y aparte de estar detenido debería ser severamente sancionado por la Universidad a la que pertenece. Digo que le hubiese costado la vida porque vi en un programa televisivo un reportaje a un policía canadiense de unos 30 años; se lo notaba muy pausado y con una dialéctica de una persona culta. Se le preguntó si el armamento que llevaba le era suficiente (debe haber sido un bastón y una pistola de no mucho calibre). “Acompáñeme”, le dijo al periodista y cuando abrió el baúl del auto había de todo, incluso algo que parecía una bazooka. Entonces el interlocutor le preguntó “¿y usted usa eso?”. “Cuando hace falta, sí”, fue la respuesta. “Es más, cuando un individuo armado con un cuchillo..., sí con un cuchillo, se acerca a menos de 20 metros se le da la voz de alto y si no acata se le dispara”. Otra pregunta: “¿cuando un chico de 16 años comete un delito qué pasa?”. “Va preso”. “¿Y si tiene 12 o 10?” “Algo parecido, porque si no recibe un castigo se lo está privando de corregir el rumbo”. Acá, en nuestro país, sería gatillo fácil, represión indebida, etcétera.

Alberto A. Segulja

[email protected]


Animales en ómnibus

Se difundió la noticia de que se pidió que el Concejo trate una ordenanza que permita llevar animales en transportes públicos de humanos. Es muy difícil dar o postular una definición exhaustiva del término animal, pero la ciencia lo define como un ser vivo que es irracional, en oposición al ser humano, y las diferencias son natas. El lenguaje articulado, la posición erecta, ser bípedos, las manos, nosotros nos sonrojamos, no tenemos pelaje, tenemos la infancia más larga de todas, la conciencia del propio cuerpo, el libre albedrío, la inconclusión, el ensimismamiento, el razonamiento, la vida cultural y nuestro maravilloso cerebro, entre otros. El humano sabe que sólo nosotros reunimos todos esos aspectos para no ser animales. Y nuestros representantes pretenden exponer nuestra salud e integridad física: Hay quienes son alérgicos a pelajes, los animales pueden ser portadores de enfermedades y, por el instinto animal de autodefensa (lo pisan -si nos pisamos entre nosotros-) pueden lesionarnos. Porque otros se tiran al río, no nos pueden obligar a que nosotros lo hagamos, no estamos preparados. Autorizar hoy a llevar un chihuahua en el bolsillo, el Inadi obligará mañana a llevar un gran danés, y luego un sector para gatos, otro para perros, aves, etcétera. Los animales tienen derecho a ser protegidos (de los malos tratos), pero no a compartir espacios propios de seres humanos, y mucho menos si son extraños. Apelo a la inteligencia de los concejales.

Roberto Nicolás Córdoba (h)

[email protected]


La Unesco

No es de sorprenderse que Estados Unidos e Israel se retiren de la Unesco. Tampoco es sorprendente las actitudes discriminatorias de Trump y de Netanyahu, en este caso hacia el Estado libre e independiente de Palestina. Es la típica actitud de los grandes y poderosos imperios de ningunear a las naciones débiles y de recurrir con la prepotencia ante la otredad. Tampoco es de sorprenderse por el flojo papel de los organismos internacionales como la Unión Europea y las Naciones Unidas, que siempre miran hacia los costados en el problema árabe-israelí. Como docente sostengo firmemente que la educación es el camino para la paz y que la escuela debe ser el campo fértil donde se cultive el amor por la vida, el entendimiento y la tolerancia. Lamentablemente el mundo adolece de esta realidad violenta en que el desencuentro y la violencia marcan las agendas políticas escritas por lobbies a los que sí les conviene el odio y la guerra. Sueño con ver la paz entre Israel y Palestina, pero ese día está cada vez más lejano .

José Rafael Abdala

Manuel Vaquera 376

Monteros

Comentarios