La oposición venezolana busca un triunfo en elecciones para gobernadores

Los comicios se llevan a cabo sin incidentes.

15 Oct 2017
1

FOTO TOMADA DE LAVANGUARDIA.COM

CARACAS.- Los venezolanos votaban el domingo en unos comicios para elegir gobernadores y en los que la oposición parte como favorita, según sondeos, ante la desazón de muchos que sufren por la crisis económica que azota al país.

Pero a pesar de liderar en las encuestas, los adversarios del presidente Nicolás Maduro se enfrentaban a la alta abstención que caracteriza los comicios regionales y las complicaciones preelectorales surgidas, como la inhabilitación de candidatos, confusas papeletas de votación y la reubicación de última hora de casi 300 centros de sufragio.

Aún si la oposición logra arrebatarle al oficialismo el control de la mayoría de los 20 estados que gobierna, Maduro insiste en que su mandato estaría supeditado a una poderosa Asamblea Nacional Constituyente, conformada por sus aliados. Por eso los analistas ven estas elecciones como "simbólicas".

Hasta las 3 de la tarde, según cifras opositoras, la participación proyectada era de un 35%, muy por debajo de procesos previos, por lo que el líder opositor y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, pidió salir a votar.

"La participación es favorable para nosotros, la abstención es favorable para el Gobierno", dijo Capriles, buscando consumar la frustración de sus seguidores luego de meses de protestas que no llegaron a buen puerto y el malestar que produjo el intento de diálogo entre la oposición y el oficialismo.

Sin incidentes

A poco menos de dos horas que se empiecen a cerrar las mesas electorales, la jornada se desarrollaba sin mayores incidentes.

La administración de Maduro, que ha sido acusada afuera y en casa de haberse degradado en una dictadura, apoyada en una asamblea constituyente "ilegítima", mostraba el proceso como una evidencia de la victoria de la democracia que reina en el país.

"A esta hora podemos decir que el proceso electoral es un éxito total, un triunfo de la democracia", dijo Maduro entrada la tarde del domingo, a través de la televisión estatal.

Además, el mandatario pidió a sus seguidores salir a votar y dijo que la participación ya era superior al proceso previo del 2012, cuando un 54% de los inscritos en el padrón electoral salió a votar.

Venezuela sufre la peor crisis de su historia contemporánea: a la inflación de tres dígitos se le suma una recesión económica de casi cuatro años y escasez de alimentos y medicinas.

La oposición culpa a Maduro del descalabro económico, pero el socialista asegura que la crisis es producto de una "guerra económica" de los opositores con apoyo de Estados Unidos.

El difícil panorama de Venezuela se ha agravado con sanciones financieras desde Estados Unidos, que le ponen más trabas a la hora de adquirir préstamos y pagar sus compromisos internacionales justo cuando precisa de liquidez. (Reuters)

Comentarios