Entre geometrías y estructuras, se presenta el arte abstracto

Una exposición que se inaugura esta noche exhibe obras poco conocidas realizadas por artistas tucumanos. Proyecto de investigación.

14 Oct 2017
1

FIGURAS. En la composición de Andrés Sobrino (nació en Tucumán en 1967) predomina la geometría.

Aunque no aparezca tan visible, el arte abstracto tiene su propio trayecto en la provincia. Parte de él se podrá ver desde esta noche a las 21 en el Espacio Cripta (Don Bosco 1.450), con objetos, pinturas e instalaciones. “Se trata de un proyecto de investigación, que se transformó en curatorial y adopta el formato de una muestra, y que ganó su financiación de la Plataforma Futuro del Ministerio de Cultura de la Nación”, contaron Bruno Juliano y Gustavo Nieto.

La muestra “Arte abstracto de Tucumán: espectros” reúne obras históricas y contemporáneas de Timoteo Navarro, Ricardo Fatalini, Fabián Ramos, Andrés Sobrino, Margarita Vera, Mariana Ferrari, Belén Romero Gunset, Carla Grunauer, Damián Miroli, Sofía Noble, Hernán Aguirre García, Benjamín Felicce, Juan Ojeda, Ana Benedek y Alejandra Galván.

Al descender en la cripta, una de las piezas que se destaca es la pintura de Timoteo Navarro, “Charco abichado”, que es un óleo sobre tela. Luego hay una instalación de pinturas realizadas sobre distintos soportes, un video, un dispositivo lumínico móvil, un dibujo que es un registro de una acción, una pieza de cerámica y bronce y otra de alambre, una impresión digital, una estructura de madera y pigmentos naturales.

Los curadores aclaran que se refieren a artistas nacidos en esta provincia. “Creemos que las producciones abstractas permanecieron hasta ahora como ideas o mensajes que fueron acallados por otras corrientes y, al descender a la cripta, revelarán un relato histórico (tan ficticio como real) cuestionando el predominio de un enunciado figurativo en la narrativa histórica del arte local”, precisaron Juliano y Nieto.

En un relevamiento de la colección del Museo Provincial Timoteo Navarro observaron que, de las más de 900 obras que la conforman, sólo un poco más del 4% podría enmarcarse en el concepto de abstracción y, de ese porcentaje, no llegan a 10 los artistas nacidos en Tucumán, precisaron. “Puede ser por una necesidad de contacto directo, explícito, fue la marca hegemónica de la producción de los artistas de nuestra provincia. O por el peso del deber ser, de la figura del maestro. O simplemente porque la apariencia de lo real tranquiliza”, respondieron cuando se les preguntó por las razones de ese espacio tan pequeño de la abstracción.

Los curadores aclararon que montar la muestra en un lugar precario, complejo y lleno de fricciones como lo es la cripta, tuvo sus problemas. Informaron que escritores contemporáneos ficcionarán con sus textos el relato de las obras que conforman el cuerpo de la investigación, posibilitando la construcción colectiva de esta historia.

El compendio de textos de escritores y poetas contemporáneos de Tucumán, a cargo de Verónica Juliano, será publicado en el catálogo que se presentará al cierre de la muestra.

Proyecto

Espacio Cripta es un proyecto experimental de arte contemporáneo que tiene lugar en un edificio proyectado, en un primer momento, como una cripta cristiana en la ciudad.

El lugar, que funcionó como iglesia por un breve período de tiempo, fue clausurado en la década del 60 debido a que las napas freáticas que atraviesan el terreno donde se encuentra emplazada inundaron sus naves, permaneciendo con agua por 40 años. En 2008 fue instalado un sistema de bombeo que funciona de manera constante hasta la actualidad, y comenzó a funcionar en el lugar el proyecto de gestión que dirige Juliano.

Comentarios