Milagro Sala denunció que es víctima de maltrato por parte del gobierno jujueño

La dirigente social advirtió que sufre violencia de género y "persecución de raza".

06 Oct 2017
1

ARCHIVO LA GACETA

La dirigente social kirchnerista Milagro Sala, quien cumple prisión en su domicilio de Jujuy, denunció hoy que es víctima de maltrato por parte del gobierno de esa provincia, donde aseguró que "no hay justicia", y advirtió que sufre violencia de género y "persecución de raza".

Sala hizo declaraciones cuando el ex gobernador de Jujuy Eduardo Fellner, el intendente de San Salvador de Jujuy, Raúl Jorge, y otros funcionarios, fueron citados por la justicia local para ser notificados sobre la ampliación de la imputación en la causa que investiga desvío de fondos públicos para la construcción de viviendas sociales, en la que está imputada.

"Estoy sintiendo el maltrato de este gobierno", afirmó la dirigente en declaraciones al canal Crónica TV, y manifestó que "algunos están años presos y no se reactivan las causas, sin embargo conmigo sale todo ya".

La dirigente social denunció que "nadie puede decir nada a favor de mí porque es perseguido" y sostuvo que "en el barrio se cobra todo, hasta los medicamentos. Nosotros no cobrábamos nada".

"Es impresionante cómo son basureados y agredidos mis compañeros. No pueden caminar con las remeras de la Tupac", manifestó, y dijo que "la pileta de los chicos en el barrio no existe más".

Expresó no tener miedo de volver a la cárcel y advirtió que "no se puede esperar nada positivo de la justicia de Jujuy".

"Estoy sufriendo violencia de género y nadie lo dice. Lo que estoy viviendo es lo peor que puede sufrir un ser humano", destacó, y afirmó: "no hay justicia en la provincia".

Fuerzas para luchar

Sala sostuvo que "la fuerza para seguir luchando me sale cuando veo a chicos que no tienen qué comer. Me da fuerza para luchar por los que menos tienen".

"No me doy por vencida porque hay compañeros que están peor que yo. La familia de Santiago Maldonado hasta hoy no sabe dónde está su hijo, su hermano", dijo.

"No tengo prisión domiciliaria. Tengo gendarmes, policías. Tengo que salir tres veces por día para que me vean. Tengo todo alambrado. No tengo intimidad", manifestó, y sostuvo: "si yo tengo relaciones sexuales con mi marido, ellos lo ven, no tengo intimidad con mi marido".

La dirigente social enfatizó: "sufro la persecución de la justicia, de género y de raza" y aseguró que tiene "una restricción muy fuerte, esto es peor que Guantánamo".

"Ayer vino mi ex suegra; tiene 89 años, y no la dejaron pasar", sostuvo, y manifestó que "no dejan que me visite mi familia, tienen que presentar todos los papeles antes".

Sala expresó que "ellos están atentando contra mi vida" y destacó que la llevan "al camino de la desesperación".

"Tengo la frente bien alta. Cuando me siento a comer con mis hijos los miro a los ojos y no agacho la cabeza", manifestó. (DyN)

En Esta Nota

Milagro Sala
Comentarios