El Ejército refuerza la seguridad en Cataluña

El máximo tribunal del país suspendió la reunión del plenario del Parlamento catalán, en el que se iba a debatir la independencia. El traslado de equipo militar causó suspicacias entre los independentistas, que temen que el Gobierno español esté movilizando tropas

06 Oct 2017
1

MADRID, España.- El ministerio de Defensa de España reforzó abastecimientos militares en Cataluña con el envío de material logístico para las fuerzas de seguridad del Estado -policías y guardia civil- desplazadas a esa región.

El movimiento generó suspicacias de que podría tratarse de una maniobra militar y disparó consultas de medios ante el Ministerio. “No se trata de ningún traslado de tropa”, aclaró el Ministerio.

La hoja de ruta del secesionismo catalán se torció cuando el Tribunal Constitucional español suspendió el plenario del lunes en el que el Parlamento regional pretendía analizar los resultados del referéndum del domingo y, quizás, declarar la independencia de Cataluña.

Mientras se debate la situación y proliferan los llamados para que las partes se sienten a dialogar, el ministerio de Defensa autorizó el traslado de un cargamento de apoyo para la Guardia Civil y la policía nacional como una medida de precaución ante el asedio que enfrentan los uniformados por parte de los independentistas catalanes,, aunque, aclararon, no se trata de un movimiento de tropas ni de material militar.

Ayer, el máximo tribunal de España aceptó a trámite un recurso de amparo presentado por el Partido Socialista de Cataluña (PSC), según el cual una declaración unilateral de independencia en el plenario violaría la Constitución y aniquilaría los derechos de los diputados regionales.

La presidenta de la cámara, Carme Forcadell, aseguró que la sesión no fue aún convocada: “Suspender plenos que no están ni convocados es la nueva oferta de diálogo”, ironizó en Twitter.

La suspensión se produjo un día después de que los partidos independentistas acordaran el pleno del lunes y pidieran la comparecencia del jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, con el objetivo de analizar la victoria del “sí” a la ruptura con España en el polémico referéndum no autorizado celebrado el domingo.

La respuesta del Gobierno central de Mariano Rajoy podría consistir en intervenir la autonomía de la región, un paso inédito en 40 años de democracia en España.

La incertidumbre se reflejó en otra noticia con fuerte impacto simbólico: el banco Sabadell, cuarto más grande de España, reconoció que prevé trasladar su sede social fuera de Cataluña para proteger los intereses de sus clientes.

El diario “El Mundo” aseguró que también CaixaBank, el mayor banco de Cataluña, estudia su traslado a las islas Baleares.

Peligro de guerra civil

El desafío independentista inquieta no solo en España. “La situación es muy preocupante. Es imaginable una guerra civil en el seno de Europa”, alertó el alemán Günther Oettinger, comisario europeo de Programación Financiera. “Sólo se puede esperar que se entablen pronto las conversaciones entre Madrid y Barcelona”. (DPA)

En Esta Nota

Mariano Rajoy Cataluña
Comentarios